El Reino Unido dejará de formar parte de la Unión Europea el próximo 31 de enero de 2020. Si bien, por el momento todos los derechos de Propiedad Intelectual protegidos en ese país a través de marcas comunitarias van a mantenerse sin cambio alguno hasta que termine el periodo de transición, es decir, el 31 de diciembre de 2020, será importante tomarlo en cuenta para implementar medidas de protección que aseguren el mantenimiento de estos derechos.

A continuación les dejamos puntos clave que pueden ser de su interés:

1) Registros. Los titulares de marcas que obtuvieron dichos registros y se publicaron o publicarán antes de que finalice el periodo de transición, se les otorgará un registro equivalente de manera automática. Lo mismo aplicará para las marcas solicitadas bajo el Protocolo de Madrid.

2) Trámites. Aquellas marcas o diseños que no se publiquen antes de que finalice el periodo de transición, se les otorgará un plazo de nueve (9) meses posteriores al 31 de diciembre de 2020, para presentar las respectivas solicitudes ante la Oficina de Marcas del Reino Unido.

En esas nuevas solicitudes se respetarán las fechas de presentación y prioridad de las solicitudes originales presentadas ante la Oficina de EUIPO. 

3) Evidencias de uso. Se ha acordado que en cuestión de pruebas de uso, aquellos usos hechos dentro del Reino Unido o de la Unión Europea servirán para soportar la validez del uso de los registros; sin embargo, dentro de cinco (5) años, estas pruebas perderán valor y consecuentemente se le dará más valor a aquellas pruebas generadas dentro del territorio correspondiente. Por tal motivo se recomienda analizar la presentación de marcas ante la Oficina de Marcas de Reino Unido o ante la Oficina de Marcas de la Unión Europea, con la finalidad de reforzar la protección de los derechos.