El anteproyecto de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio 2019 (LIF), contemplaría la condonación total o parcial de ciertos créditos fiscales sobre contribuciones federales y sus accesorios, el perdón de hasta 100% de ciertas multas y recargos por la falta de pago de cuotas obrero-patronales e infracciones a la Ley del Seguro Social y establecería también un programa de repatriación de capitales a través del cual individuos y sociedades mexicanas podrían retornar su dinero a México a una tasa preferencial del impuesto sobre la renta (ISR).

El programa de repatriación establecido en la LIF, permitiría a personas físicas y morales residentes en México o en el extranjero con establecimiento permanente en México, retornar sus recursos aplicando una tasa de ISR del 3% sobre el monto total repatriado, siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos.

Entre estos requisitos, se encuentra el que dichos recursos deberán invertirse en la adquisición de bienes de activo fijo deducible para efectos del ISR o para el desarrollo de productos, materiales o procesos de producción para la investigación y desarrollo de tecnología.

Además de la tasa, este programa tendría los siguientes beneficios.

  • El impuesto que se pague cubriría todas las obligaciones de forma y fondo del ejercicio 2018 y anteriores.
  • No se pagarían actualizaciones, recargos o multas, y
  • No se publicarían los datos de los contribuyentes que participen en el programa. Esto a diferencia del decreto de repatriación del año pasado en donde no se estipulaba expresamente lo anterior.

La LIF aún se encuentra en discusión por parte del equipo de Andrés Manuel López Obrador, el cual de hecho ha públicamente negado que habrá un plan de condonación fiscal para 2019. En caso de que la iniciativa de la LIF fuere presentada así por el presidente electo, corresponderá todavía al Pleno de la presente legislatura aprobarla, modificarla o rechazarla.