Según el proyecto presentado a la CNE, el real decreto por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, generación y residuos remite a una orden ministerial la definición de los conceptos y parámetros determinantes del nuevo régimen de retribución basado en la rentabilidad razonable de la inversión de una instalación tipo y se aplica a todas las instalaciones que en el momento de su entrada en vigor sean beneficiarias del régimen especial.

El pasado 14 de julio entró en vigor el Real Decreto Ley 9/2013, de 12 de julio, por el que se adoptan medidas urgentes para garantizar la estabilidad financiera del sector eléctrico (RDL 9/2013) que establece los principios básicos del nuevo régimen retributivo para las instalaciones de generación de energía renovable, cogeneración y residuos y se remite al Gobierno para que mediante real decreto apruebe el nuevo régimen de retribución (Disp. Final 2ª). El proyecto de real decreto por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, generación y residuos se presentó el 16 de julio a la Comisión Nacional de Energía, que en el plazo de quince días deberá emitir el preceptivo informe.

Este documento recoge algunas de las novedades con especial impacto sobre las instalaciones con régimen económico primado reconocido con anterioridad a la entrada en vigor del nuevo real decreto, sin tener en cuenta las particularidades de las instalaciones ubicadas en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla. Hay que destacar que en el nuevo régimen, cualquier instalación podrá beneficiarse del régimen especial, pues se considera prioritaria la tecnología y fuentes de energía utilizadas, independientemente de la potencia instalada (antes limitada, salvo excepciones, a 50 MW).

1. Sistema retributivo basado en la inversión y no en la producción: definición por orden ministerial

Se pretende articular un sistema más previsible en el que la retribución no se fija en función de la energía generada, elemento variable, sino que se retribuye la inversión en función de un elemento invariable como es la potencia instalada, garantizando una rentabilidad razonable. Las instalaciones recibirán una retribución adicional a los ingresos obtenidos por la participación en el mercado de producción de energía eléctrica calculada anualmente conforme a la siguiente fórmula:

Haga clic aquí para ver la fórmula.

La fórmula se construye sobre diversas variables que deben ser definidas por orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, aprobada en el plazo de tres meses desde la entrada en vigor del nuevo real decreto: a) “instalación tipo” aplicable a las diversas instalaciones en función de la tecnología y fuentes de energía utilizadas, se definirá por orden ministerial que deberá considerar los diversos parámetros retributivos a los que se refiere el reglamento (retribución a la inversión por unidad de potencia, coeficiente de ajuste, retribución a la operación…) y cuyo valor podrá variar en función del tipo de tecnología, potencia, antigüedad o sistema eléctrico, entre otros factores; b) “rentabilidad razonable” para cada instalación tipo, que en el primer período regulatorio girará, antes de impuestos, sobre el rendimiento medio de las Obligaciones del Estado a diez años, calculado como la media de las cotizaciones en el mercado secundario de los meses de abril, mayo y junio del 2013, incrementado en 300 puntos básicos (el primer período regulatorio se extiende hasta el 31 de diciembre de 2019); c) “vida útil regulatoria de la instalación tipo” determina el plazo durante el que se obtiene retribución a la inversión y debe ser definido por orden ministerial; d) “número de horas equivalentes de funcionamiento máximas” para las que la instalación tipo tiene derecho a percibir la retribución a la operación, que solo se aplicará a aquellas tecnologías cuyos costes de explotación estimados por unidad de energía resulten superiores al precio medio estimado del mercado sin incluir pagos por capacidad; d) “número de horas de funcionamiento equivalentes mínimo” para tener derecho a la retribución a la inversión, pues este derecho sólo nacerá si el número de horas equivalentes de funcionamiento de la instalación en dicho año supera al número mínimo establecido por orden ministerial; e) “límites superiores e inferiores a los precios del mercado estimados utilizados para el cálculo de los parámetros retributivos”, de modo que cuando el precio medio anual del mercado diario supere en cómputo anual tales límites se generará un derecho de cobro o una obligación de pago (valor de ajuste por desviaciones en el precio de mercado) que se calcul ará según l a fórmul a establ eci da en el reglamento.

2. nscripción automática en Registro de régimen retributivo específico y asignación de instalación tipo

El real decreto proyectado crea el Registro de régimen retributivo específico en el que deberán estar inscritas todas las instalaciones para tener acceso al régimen retributivo especial. Quedan automáticamente inscritas en este registro, en estado de preasignación o de explotación según proceda, las instalaciones que a la entrada en vigor del nuevo real decreto tuvieran derecho a la percepción del régimen económico primado previsto en el Real Decreto 661/2007 y en el Real Decreto 1578/2008. A estos efectos y en particular, para la determinación de la potencia para la que la instalación tenía reconocido el derecho al régimen de retribución especial, se tomará como referencia la información incluida a la entrada en vigor del real decreto en el sistema de liquidación o, para aquellas instalaciones que no estén incluidos en dicho sistema, la del registro de preasignación de retribución. Naturalmente, la Dirección General de Política Energética y Minas podrá inspeccionar y en su caso, modificar los datos, previa audiencia del interesado a quien se imponen algunos deberes de facilitar información.  

Se unifica el régimen de todas las instalaciones de régimen especial pues independientemente de la norma a la que estuvieran acogidas, todas quedarán sometidas al nuevo régimen retributivo. También las instalaciones para las que la solicitud de concesión del régimen económico primado presentada al amparo del marco normativo anterior a la entrada en vigor del RDL 9/2013 se estuviera tramitando.  

La orden ministerial de constante referencia establecerá una lista en la que se determinará la correspondencia entre las nuevas instalaciones tipo y los diversos grupos y subgrupos de instalaciones existentes, según la clasificación anteriormente vigente, de modo que cada instalación conozca “sin ambigüedad” los parámetros retributivos que le corresponden. Para los casos en los que se pudieran plantear dudas, la orden establecerá la instalación tipo que corresponde por defecto. En el plazo de tres meses desde la entrada en vigor de esta orden, los titulares de instalaciones podrán solicitar la modificación de la instalación tipo asignada por defecto.

3. Algunas vicisitudes que pueden afectar a la instalación

3.1. Devolución de incentivos percibidos por instalaciones híbridas  

Las instalaciones híbridas entre fuentes de energía renovables no consumibles y consumibles deberán reintegrar al sistema los incentivos (tarifas y primas) correspondientes a la energía eléctrica imputable a la utilización de un combustible correspondientes al periodo comprendido entre el 1 de enero del 2013 y el 14 de julio de 2013, fecha de la entrada en vigor del RDL 9/2013.  

3.2. Fin de la vida útil regulatoria  

La orden ministerial de constante referencia debe prever la vida útil regulatoria durante la cual la instalación tipo y por ende las diversas categorías de instalaciones tienen derecho a retribución. No obstante, el reglamento proyectado prevé la posibilidad de que una vez superada la vida útil regulatoria y siempre que técnicamente se pueda mantener en funcionamiento, se prorrogue mediante orden del Ministerio de Industria, Energía y Turismo la percepción “durante un periodo limitado en el tiempo” de una retribución adicional que permita “desde el punto de vista económico mantener en operación la instalación”.  

3.3. Cierre incentivado  

El reglamento proyectado prevé posibles incentivos al cierre de instalaciones. Así, el Consejo de Ministros podrá establecer incentivos económicos al cierre definitivo de determinadas instalaciones de producción a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos que tengan derecho a la percepción del régimen retributivo específico cuando concurran una serie de requisitos formulados en términos tan genéricos que prácticamente cualquier instalación podría cumplirlos (coste del régimen retributivo excesivo en relación a los ingresos en un escenario de estancamiento o reducción de la actividad económica, inexistencia de riesgo para la seguridad del suministro del sistema, el cierre no comprometa los objetivos energéticos en materia de energías renovables y ahorro y eficiencia energética).