El 19 de septiembre de 2017, la Ciudad de México y algunos estados colindantes sufrieron un sismo de una magnitud de 7.1 lo cual provocó daños graves como la pérdida de vidas y estructuras colapsadas. Como resultado, mediante publicación en el Diario Oficial de la Federación de fecha 20 de septiembre de 2017, el gobierno mexicano declaró:

  • El 19 y 20 de septiembre serán considerados como días inhábiles para la práctica de diligencias ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (“IMSS) en la Ciudad de México y los estados de Guerrero, Hidalgo, México, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.
  • Adicionalmente, el 21 y 22 de septiembre también serán considerados como días inhábiles para las Subdelegaciones ubicadas en Zacatepec, Morelos e Izucár de Matamaros y Puebla.

Con esta medida, el gobierno pretende permitir a las autoridades atender cualquier situación urgente en estas localidades, así como la revisión de las instalaciones.

Dos notas a considerar con este acuerdo: primero, los días inhábiles anteriormente mencionados no serán considerados para el cómputo de los términos y requerimientos. Segundo, durante estos días inhábiles, los procedimientos y diligencias ante el IMSS serán suspendidos, incluyendo sin limitación: práctica de actuaciones, trámites, requerimientos, notificaciones, citatorios, medios de impugnación y solicitud de informes o documentos, entre otros.