I. DIRECTIVA 2014/54/UE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO, DE 16 DE ABRIL DE  2014, sobre medidas para facilitar el ejercicio de los derechos conferidos a los trabajadores en el  contexto de la libre circulación de los trabajadores.

La Directiva establece normas destinadas a facilitar el ejercicio del derecho de los trabajadores a la libre  circulación entre Estados miembros reduciendo los obstáculos creados por determinadas normas  relativas a los regímenes complementarios de pensión ligados a una relación laboral.

El hecho de que en algunos regímenes complementarios de pensión puedan perderse los derechos de  pensión cuando la relación laboral de un trabajador finaliza antes de que este haya completado un  período mínimo de afiliación al régimen o alcanzado una edad mínima puede impedir que los  trabajadores que se desplazan entre los Estados miembros adquieran unos derechos de pensión  adecuados. El requisito de un largo período de espera antes de que un trabajador pueda afiliarse a un  régimen de pensión puede tener un efecto similar. Por lo tanto, estas condiciones representan obstáculos  a la libre circulación de los trabajadores. Por el contrario, las condiciones de edad mínima para la  afiliación no constituyen un obstáculo a la libertad de circulación y por lo tanto no son objeto de la  Directiva.

España deberá transponer la citada Directiva al ordenamiento jurídico español como máximo el 21 de  mayo de 2018.

II. REAL DECRETO-LEY 3/2014, Resolución de 6 de mayo de 2014, de la Tesorería General de la  Seguridad Social, por la que se autoriza una nueva ampliación del plazo de ingreso de la  cotización correspondiente a los nuevos conceptos e importes computables en la base de  cotización al Régimen General de la Seguridad Social, consecuencia de la modificación del  artículo 109 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real  Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, mediante la nueva redacción dada por la disposición  final tercera del Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre.

Como ya se informó en una Alerta anterior, el Real Decreto-ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas  para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, a través de una  mera Disposición Adicional y sin consultarse con organizaciones patronales ni sindicales, reformó la Ley  General de la Seguridad Social de forma que pasaron a computarse en la base de cotización al Régimen  General de la Seguridad Social una serie de conceptos retributivos hasta entonces excluidos de la  misma, y, por otra parte, pasaron a computarse en su integridad otros conceptos que con anterioridad  tenían establecida alguna limitación a tal efecto. Dicha modificación legal entró en vigor el 22 de  diciembre de 2013, afectando a la liquidación de las cuotas del Régimen General devengadas a partir de ese mismo mes. Es decir, a pesar de la fuerte trascendencia económica para empresas y trabajadores,  se acordó que la controvertida medida entrara en vigor de forma inmediata y sorpresiva, cuando las  empresas ya habían cerrado los presupuestos para el ejercicio 2014.

Obviamente, los problemas no tardaron en aparecer, por lo que la Administración tuvo que dictar la  Resolución de 23 de enero de 2014, de la Tesorería General de la Seguridad Social, por la que se  autoriza la ampliación del plazo de ingreso de la cotización correspondiente a los nuevos conceptos e  importes computables en la base de cotización al Régimen General de la Seguridad Social. Dicha norma  autorizaba la ampliación del plazo de liquidación e ingreso de los nuevos conceptos computables en la  base de cotización al Régimen General de la Seguridad Social y del importe en que se hayan  incrementado otros conceptos a incluir en dicha base, como consecuencia de la modificación  anteriormente referida, correspondientes a los períodos de liquidación de diciembre de 2013 a marzo de  2014. De este modo, los referidos conceptos podían ser objeto de liquidación complementaria e ingreso,  sin aplicación de recargo o interés alguno, hasta el 31 de mayo de 2014.

No obstante, la Tesorería General de la Seguridad Social entiende, con razón, que los problemas de  aplicación de la norma continúan (aún no se ha llevado a cabo el desarrollo reglamentario), por lo que  debe autorizarse una nueva prórroga. Por tal razón, la norma ahora comentada, publicada en el BOE de  15 de mayo, autoriza la ampliación del plazo de liquidación e ingreso de los nuevos conceptos  computables en la base de cotización al Régimen General de la Seguridad Social y del importe en  que se hayan incrementado otros conceptos a incluir en dicha base, como consecuencia de la  reforma mencionada, correspondientes a los períodos de liquidación de diciembre de 2013 a  mayo de 2014. Los referidos conceptos podrán ser objeto de liquidación complementaria e  ingreso, sin aplicación de recargo o interés alguno, hasta el 31 de julio de 2014.