El martes, mediante Ley No. 66 del 17 de octubre de 2017, Panamá modifica la tarifa del Impuesto de Inmueble que grava las propiedades situadas en la República de Panamá.

Pese a que esta ley empieza en 2019, se concede un período de moratoria que elimina totalmente los intereses y recargos pendientes de pago por razón de la mora en el impuesto de inmueble. La dispensa no tiene límite en la morosidad hacia atrás, pero solo estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2017.  En esa fecha deberá haberse pagado la totalidad del saldo adeudado al fisco panameño en concepto de impuesto de inmueble. 

La moratoria no aplica para ningún otro impuesto.