Contrariamente a lo que se había señalado, la Unidad de Inteligencia Financiera (“UIF”) recientemente dio a conocer un criterio que establece que los préstamos entre empresas del mismo grupo empresarial y tesorería centralizada sí son considerados actividades vulnerables, aclarando que quienes realicen estas actividades sólo están relevados de presentar los avisos informativos de sus operaciones. Este beneficio aplica sólo si los préstamos fueron realizados a través del sistema financiero. 

A continuación se transcribe el criterio:

Les recordamos que las multas por no cumplir con las obligaciones en esta materia pueden ser de $5,825,300.00 MXN (sujeto a variaciones por el valor de la UMA). Estas obligaciones son, entre otras: i) Darse de alta en el “Portal Antilavado”, ii) Designar un representante de cumplimiento y iii) Elaborar un manual de políticas de identificación de clientes.