Las diferentes directivas comunitarias sobre semillas no exigen que para ser productor seleccionador se deba disponer de un mínimo de superficie anual, por lo que carece de sentido que el Reglamento Técnico de Control y Certificación de Patata de Siembra aprobado por Orden de 24 de mayo de 1989 siga estableciendo que los productores seleccionadores tendrán que disponer de una superficie mínima anual dedicada a la producción de patata de siembra de 400 hectáreas.

Por dicha razón y para la eliminación de trabas y exigencias a los nuevos productores y a los ya existentes, se suprime del Reglamento Técnico la exigencia de un mínimo de superficie anual dedicada a la producción de patata de siembra resultando suficiente que se dispongan de los campos necesarios para producir las patatas de categorías certificadas (como se prevé en el Reglamento para la autorización y registro de los productores de semillas y plantas de vivero y su inclusión en el Registro nacional de productores aprobado por el Real Decreto 1891/2008, de 14 de noviembre).