• Suspender los servicios de las plataformas impactaría a muchas otras industrias y pequeños negocios.
  • Es altamente probable que se dé un aumento de precios al consumidor y caos legal por incumplimiento. 

 

Paola Morales, experta legal en materia de telecomunicaciones, medios y tecnología de la firma Santamarina + Steta señaló que la nueva miscelánea fiscal representa un impacto a la industria de las telecomunicaciones y colateralmente a otras diversas industrias aledañas que se basan en plataformas de telecomunicaciones para salir adelante en la pandemia.  “La intención de aumentar la recaudación y cobrar impuestos a las grandes plataformas de telecomunicaciones es justa y necesaria, pero otorgarle al SAT facultades para ordenar la suspensión de  servicios de telecomunicaciones representa algo así como un apagón fiscal para la industria… y para una parte importante de la economía nacional en estos tiempos”, dijo.

 La especialista explicó que los legisladores tratan de aumentar la recaudación, pero no por el medio correcto. El problema es que van a impactar al consumidor que seguramente terminará cubriendo esos impuestos vía aumento de precios. Además, tecnológicamente, el suspender parcialmente una plataforma y luego encenderla pondrá en serios problemas a los operadores y a diversas empresas que prestan servicios sobre estas plataformas. “La medida incurre en aberraciones, porque son dos cosas distintas la parte tecnológica y otra la recaudación fiscal. Si se apaga una plataforma, incluso momentáneamente, se generarán muchos conflictos entre empresas y consumidores que no benefician a nadie. Va a ser un caos legal. Lamentablemente, los legisladores no entienden la complejidad técnica de una red de telecomunicaciones”, aclaró.

Adicionalmente, Paola Morales pronosticó que veremos aumentos de precios, reducción de las inversiones y de la capacidad de innovación de las plataformas digitales que operan en México. Y todavía más: “Cuando se piensa en plataformas digitales, solamente pensamos en los “grandes malvados” conocidos por todos, pero no vemos a los pequeños comerciantes y prestadores de servicios que venden a través de estas plataformas y que, con el confinamiento, representan a cientos de miles de familias que ahí basan sus canales de venta”, subrayó.