En breve saldrá a la luz la nueva Ley de Patentes (LP), que tratara de modernizar la protección de las invenciones en España, con objeto de hacerlas más fuertes y solidas, frente a otras solicitadas a través de la vía internacional.

Con la nueva Ley se evitaran situaciones realmente abusivas, creadas por los Modelos de Utilidad, los cuales se concedían por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), sin examen de novedad ni altura inventiva, de tal forma que si nadie se oponía a su concesión, se le otorgaba una exclusiva o monopolio por 10 años, lo que suponía en algunos casos situaciones de abuso, pues solo se requería novedad nacional, es decir en España, y no mundial como sucede con las patentes

Así mismo y por lo que respecta a las patentes, la Ley de 1986 establecía dos procedimientos de concesión, con examen previo o sin él, de tal forma que los solicitantes a la vista del resultado del preceptivo informe tecnológico, podían elegir el camino más conveniente, que normalmente seria el procedimiento sin examen previo, lo que hacía que dichas patentes no fueran todo lo solidas que deberían ser, y ello por la falta de un examen profundo de su novedad y altura inventiva, por la propia Oficina de Patentes

Click here to view image.

  • “Con la nueva Ley se evitaran situaciones realmente abusivas, creadas por los Modelos de Utilidad, los cuales se concedían por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM)”

Estas situaciones provocaban, en determinados casos, monopolios que afectaban a la competencia, pues pesaba sobre los competidores la necesidad de acudir a la vía judicial para anular una patente que nunca debió ser concedida, si hubiera tenido un examen previo de novedad y altura inventiva.

El Anteproyecto señala que la fecha de presentación  de una solicitud de invención solo podrá darse por la OEPM, siendo esta Oficina la única con capacidad para otorgar títulos de tal forma que queda garantizada la unidad de mercado. Por lo que se refiere a las tasas y con objeto de fomentar el registro de las invenciones, se prevé establecer un descuento del 50% para emprendedores y Pymes. A efectos orientativos señalar que por una solicitud de patente hoy en día se abona una tasa de 72€.

Una de las modificaciones más importantes y transcendentes del Anteproyecto, es la modificación del procedimiento de concesión, estableciendo uno solo que será aquel en el que necesariamente se requerirá examen previo de novedad y actividad inventiva. Como consecuencia de este nuevo sistema, las nuevas patentes serán mucho más solidas y fuertes que las anteriores, estando a la altura de las invenciones de nuestros competidores, pues ya habrán pasado un primer examen muy exigente.

Este nuevo procedimiento que dará mayor seguridad jurídica, es loable pero deberemos esperar si la agilidad de la OEPM queda mermada respecto de los plazos, pues es más que posible que la nueva Ley implique más volumen de trabajo, al menos respecto de los informes. Sin embargo, desde el punto de vista de los innovadores, este nuevo sistema le permitirá saber con cierta rapidez, y esperemos que dentro del año de la prioridad, el resultado del informe sobre el estado de la técnica, que además deberá contener una opinión escrita del examinador, para de esta forma acortar los plazos sobre la decisión de continuar, ampliar a otros países o de abandonar la invención. Esta situación conllevara abonar la tasa del informe, en el momento de la solicitud (660€ aproximadamente), por lo que esperemos que la reducción anunciada del precio de las tasas se aplique también respecto de este informe.

Finalmente quedaran incluidos en la nueva Ley los Certificados Complementarios de Protección, que son aquellos títulos que pueden extender los derechos sobre la patente, sobre un producto farmacéutico o fitosanitario. Esta pequeña ampliación de su vida legal tiene su razón de ser en la complejidad de este tipo de productos, y para compensar el tiempo que transcurre desde la concesión de la patente, hasta su comercialización, pues es preceptiva la autorización administrativa.

Las expectativas con este nuevo Anteproyecto son altas, pues a partir de ahora las patentes españolas serán consideradas sin duda como más fuertes que las anteriores, lo cual siempre es una ventaja para su titular.