Fondo

Después de la crisis financiera mundial del 2009, los reguladores internacionales llegaron a la conclusión de que la falta de buenas prácticas de gobierno corporativo era una de las causas de que las instituciones financieras se metieran en grandes problemas.

Esto llevó a una reevaluación de las normas y políticas existentes de gobierno corporativo aplicadas a los sectores de servicios financieros, tras lo cual el regulador de servicios financieros de Costa Rica (CONASSIF) adoptó nuevas regulaciones de gobierno corporativo. Para los aseguradores específicamente, el nuevo régimen viene acompañado de una mayor gestión de riesgos y requisitos de control interno.

Principales características del nuevo Reglamento

Los nuevos reglamentos sobre gobierno corporativo entrarán en vigor el 7 de junio de 2017. A modo de resumen, a continuación se presentan algunas de las características clave de la nueva normativa de gobierno corporativo:

  • El CONASSIF ha examinado los documentos de orientación de la OCDE sobre el gobierno corporativo y trata de establecer normas basadas en principios y no en listas de verificación rígidas.

  • Las regulaciones se aplican a todos los sectores financieros, incluyendo aseguradores, reaseguradores, corredores de seguros.

  • Una de las principales características que distinguen estas nuevas regulaciones de las normas existentes es la introducción de criterios de proporcionalidad y diferenciación que permitan a cada entidad supervisada definir su propio perfil de riesgo y evaluar el impacto de sus operaciones en terceros, Tamaño, estructura de propiedad y el negocio con el que se refiere.

  • Las nuevas reglas requieren que las compañías definan y expresen su apetito de riesgo a través de una declaración formal de apetito de riesgo, incluyendo parámetros cuantitativos y cualitativos.

Gestión de Riesgos y Control Interno

Junto con las nuevas reglas de gobierno corporativo, el sector de seguros también obtendrá un nuevo conjunto de regulaciones de gestión de riesgos y control interno, estableciendo requisitos básicos que las compañías de seguros deben cumplir. Estos sistemas están obligados a funcionar como defensas contra los riesgos asociados a sus operaciones cotidianas, incluyendo el nombramiento de funciones de control interno, tales como un gestor de riesgos y un oficial de cumplimiento. Claramente, habrá una necesidad de que las empresas contraten personal debidamente calificado adonde estas funciones no existan actualmente.

Conclusión

Si bien es comprensible que los reguladores locales busquen modernizar las normas existentes de acuerdo con los estándares internacionales, muchos en el sector de servicios financieros de Costa Rica se preguntan si Costa Rica requiere las mas avanzadas reglas acompanadas de un costo significativo y carga administrativa. Con pocas excepciones, las entidades financieras de Costa Rica han operado sólidamente durante muchas décadas con el modelo existente.