El plenario de la Asamblea Nacional aprobó el pasado 12 de junio hasta el artículo cinco de la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores y Usuarios de un total de 138 que la conforman, según el portal de la Asamblea Nacional.

Esta iniciativa crea el marco regulatorio en las relaciones de consumo que se deriven entre el proveedor de bienes y servicios y el consumidor y/o usuario, procurando la equidad, certeza y seguridad jurídica en las relaciones de consumo con los proveedores de bienes y servicios públicos, privados, mixtos, individuales o colectivos.

Asimismo, establece que los usuarios de servicios de telefonía móvil, internet y televisión por cable tienen el derecho de finalizar anticipadamente sus contratos, sin penalización o recargo ni pagos por consumo de los meses faltantes ante el incumplimiento. Sobre esta disposición, los usuarios afectados podrán interponer el reclamo respectivo ante las oficinas de Telecomunicación y Correos, ente regulador de la materia.

“Todos los entes reguladores existentes y demás instituciones públicas deben crear o ajustar las estructuras organizativas de atención de consultas, denuncias y reclamos que presenten los consumidores y/o usuarios; así mismo, deberán crear o adecuar sus respectivas normativas en esta materia, las cuales deben estar acorde con las disposiciones y espíritu de la presente ley”, señala la ley.

Consigna también la regulación de los proveedores que ofrecen las compraventas a plazos, contratos mutuos con garantía prendaria y otros créditos, quienes serán regulados por la Dirección Nacional de Protección del Consumidor.

La Dirección Nacional de Protección de los Derechos de los Consumidores y Usuarios tendrá la facultad para actuar de oficio, además se establece un procedimiento específico que permita actuar de forma rápida y preventiva.