Una iniciativa de ley pretende que los productores de energía solar cobren por el excedente que entreguen, sin ningún costo, a la red energética.

La iniciativa se encuentra a la espera de ser conocida en el parlamento nicaragüense. “Se está trabajando en esa ley para todos los que quieran auto consumir energía eléctrica, puedan pagar solo la diferencia entre lo que consumen, contra lo que entregan a la red (con los paneles solares)”, dijo el presidente de la empresa Tecnosol, Vladimir Delagneau y presidente de la asociación de generación de energía solar.

Delagneau afirma que es necesario que las empresas cuenten con sistemas para hacer eficiente su actividad y reducir sus costos por los altos precios de la energía a base de combustibles fósiles.

“Los países de la región centroamericana, con excepción de El Salvador y Nicaragua, cuentan con legislaciones que permiten inyectar a la red el sobrante de energía renovable, y brindar beneficios a los propietarios que explotan estos sistemas”.