Del 1 al 20 de abril del corriente año, los usuarios de la Ley de Zonas Francas Industriales y de Comercialización tienen la obligación de remitir a la DGA los informes trimestrales junto con sus anexos de conformidad con la disposición administrativa de carácter general DACG No. DGA-013-2013, la cual exige remitir la información relativa a sus operaciones aduaneras dentro de los primeros veinte días hábiles del mes siguiente al vencimiento de cada trimestre.

Sobre este punto es imperativo señalar la importancia de la congruencia de estos informes trimestrales, ya que en trimestres anteriores la DGA ha encontrado serias inconsistencias al analizar los reportes enviados por las empresas versus la información que la misma DGA registra, y esto se debe a la deficiencia en los controles y sistemas para conciliar los aspectos físicos, contables y aduaneros. Por esta razón, se vuelve necesario e imprescindible que los usuarios de la Ley de Zonas Francas Industriales y de Comercialización cuenten con un sistema que les permita conciliar estos aspectos, de lo contrario quedarán  expuestos a un sin número de consecuencias legales y económicas.