Conjuntamente con otros países e instituciones financieras, el pasado 18 de octubre se constituyó la Plataforma Internacional de Finanzas Sostenible (IPSF), un foro que quiere facilitar intercambios y, cuando corresponda, coordinar los esfuerzos sobre iniciativas y enfoques de finanzas ambientalmente sostenibles, respetando los contextos nacionales y regionales.

Para poder alcanzar los acuerdos de la COP21 de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible serán necesarios en Europa una financiación de entre 175 y 290 mil millones de euros al año, según sostiene la Dirección General de Finanzas de la UE. La necesidad de movilizar las finanzas hacia un enfoque de inversiones sostenibles es pues necesario para estimular la inversión y redirigir los flujos de capital hacia los objetivos climáticos.

Muchas países han empezado a desarrollar herramientas financieras ambientalmente sostenibles para movilizar sus sectores financieros, pero se entiende que la acción a nivel nacional será insuficiente por lo que la Plataforma Internacional de Finanzas Sostenibles (IPSF de ahora en adelante) se lanza como medida de internacionalización de criterios financieros.

La Unión Europea lanzó la IPSF junto con las autoridades de Argentina, Canadá, Chile, China, India, Kenia y Marruecos. Valdis Dombrovskis, Vicepresidente de la Comisión y del Euro y el Diálogo Social, también a cargo de la Estabilidad Financiera, los Servicios Financieros y la Unión de los Mercados de Capitales de la UE, presentará la plataforma recién creada a Kristalina Georgieva, Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), junto con los representantes de los miembros y observadores de IPSF, en las Reuniones Anuales del Grupo del FMI y el Banco Mundial, en Washington DC.

Los principales objetivos del IPSF serán:

  • Intercambiar y difundir información para promover las mejores prácticas en materia de financiación ambientalmente sostenible.
  • Comparar las diferentes iniciativas e identificar las barreras y oportunidades para ayudar a ampliar la financiación ambientalmente sostenible a nivel internacional.
  • Al tiempo que se respetan los contextos nacionales y regionales, mejorar la coordinación internacional, en su caso, sobre cuestiones financieras ecológicamente sostenibles. Además, cuando proceda, algunos miembros dispuestos podrían esforzarse por armonizar las iniciativas y los enfoques.

La IPSF cuenta con el apoyo de la Coalición de Ministros de Finanzas para la Acción Climática, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones, la Organización Internacional de Comisiones de Valores, la Red para Ecologizar el Sistema Financiero, la Organización para la Cooperación Económica y Desarrollo, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente – Iniciativa Financiera, en condición de observadores.

Esta iniciativa es una más de las que lleva a cabo el grupo de trabajo de Finanzas Verdes de la UE y se prevé que tenga en cuenta los antecedentes de la UE en esta materia, así como los borradores que quedan por desarrollar como, por ejemplo, la taxonomía que permitirá distinguir cuando una actividad podrá ser considerada sostenible y circular y cuando no, tal como anunciamos en el post de Terraqui: «Primer intento normativo de la UE de definición legal de la Economía Circular

Pueden acceder al comunicado de su constitución en este enlace.