El presente Real Decreto establece que las Comunidades Autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla que no hayan designado organismos competentes para otorgar el uso de la etiqueta ecológica de la Unión Europea deberán efectuar esta designación (o suscribir convenios de colaboración con otra Comunidad) en el plazo de seis meses desde la fecha de entrada en vigor de esta norma que pretende garantizar que ningún operador se vea privado de obtener la etiqueta ecológica para sus productos o servicios por falta de organismo competente designado en su lugar de producción o de prestación.

Asimismo, se regula la participación de España en el Comité de Etiquetado Ecológico de la Unión Europea previsto en el artículo 5 del Reglamento (CE) nº 66/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre.

Las Comunidad Autónomas, de acuerdo con el Plan de Acción que acuerden los Estados miembros y la Comisión Europea, fomentarán la utilización de la etiqueta ecológica de la Unión Europea, especialmente en el caso de pequeñas y medianas empresas, por medio de campañas de sensibilización, información y educación pública dirigidas a consumidores, fabricantes, productores, mayoristas, proveedores de servicios, responsables de la adjudicación de contratos públicos, comerciantes, minoristas y el público en general.