A fin de combatir la contaminación de los océanos, Panamá se unió a las recomendaciones de la ONU tras aprobar, el año pasado, la Ley 1 de 2018, siendo así el primer país de la región en adoptar medidas contra el uso de bolsas plásticas.

Dicha ley concedió un año y medio para las adecuaciones necesarias, por lo que, a partir del 20 de julio de 2019, queda prohibido el uso de polietileno en los supermercados, autoservicios, farmacias y minoristas. Los comercios podrán ofrecer bolsas reutilizables gratuitas o para la venta, al costo.

Se excluyen de esta prohibición los siguientes casos:

  • Cuando tengan contacto directo con el alimento o insumos húmedos (Ej.: frutas, vegetales, carnes, helados, entre otros);
  • Bolsas de basura ya que no se destinan para llevar mercaderías;
  • Bolsas de lavandería;
  • Bolsas para aglomerar envases de comida (Ej. Uso en restaurantes); y,
  • Material de embalaje.

Aquellos comercios que incumplan la prohibición se les impondrá una multa que oscila entre los 100 y 500 dólares.