Más de 30,000 trabajadores de aproximadamente 45 compañías en Matamoros, Tamaulipas, recientemente iniciaron el procedimiento de huelga demandando un 20% de aumento al tabulador de salarios así como el pago único de un bono de MXN$32,000 (aproximadamente $1,700 dólares de los EEUU (“USD”)), a efecto de llegar a un acuerdo y reiniciar actividades laborales. Matamoros, ubicado en la frontera de México-Estados Unidos, es hogar de la industria maquiladora. A la fecha, las huelgas han causado que la industria maquiladora tenga pérdidas diarias de USD $50 millones al día.

Los emplazamientos a huelga fueron realizados por miembros del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora (conocido como “SJOIIM”). Sus reclamaciones no toman en cuenta el incremento reciente al salario mínimo por parte del gobierno. Como fue reportado, el 26 de diciembre de 2018, la CONASAMI1 aumentó el salario mínimo de la zona fronteriza de $88.76 pesos a $176.72, aumento que representó un 100%. No obstante lo anterior, en el decreto oficial, el gobierno estipuló que el aumento real al mismo fue sólo por un 5%, y el resto se incrementó como un MIR,2 incremento diseñado con el propósito de recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Asimismo, SJOIIM basó sus pretensiones en una cláusula del contrato colectivo de trabajo (“CCT”) que establece que los salarios de los trabajadores deberán de ser incrementados en la cantidad que resulte de la aplicación del porcentaje del aumento del salario mínimo a los mismos , así como en la práctica común de las compañías y del SJOIIM de cumplir con dicha cláusula pagando un bono por el monto que resulte de la multiplicación del monto a incrementarse por 365 días, en lugar de aplicar el incremento directamente al tabulador de salarios, razón por la cual el SJOIIM y los trabajadores están solicitando el pago del bono anual de $32,000.00 pesos ($88.36 * 365 = $32,251.40).

Al día de hoy, la mayoría de las compañías han acordado cumplir con las demandas de los trabajadores. Otras compañías que no están sujetas al CCT y que no cuentan con una obligación similar, están teniendo paros laborales ilegales y han sido informadas que serán emplazadas a huelga si no cumplen con el incremento del 20% directo al tabulador de salarios y con el pago del bono. Si no se resuelve lo anterior, esta situación podría esparcirse al área fronteriza de México y Estados Unidos y podría llegar a impactar las negociaciones colectivas en todo México, en virtud de que es posible que los trabajadores soliciten un incremento al tabulador de salarios superior al porcentaje usual del cuatro al seis porciento.