El grupo vitivinícola francés CASTEL ha sido condenado a pagar una indemnización de 5 millones de dólares a una compañía china por infracción de marca. Castel empezó a usar en el mercado chino una transliteración de su marca (KA SI TE). Sin embargo, no registró la marca y permitió que Li Dao Zhi consiguiera el registro. Castel intentó cancelar la marca pero recibió la demanda de Li por infracción. La sentencia en primera y segunda instancia consideró que Li era el legítimo titular de la marca, condenando a la compañía a pagar la citada indemnización que Castel ha recurrido ante el Supremo.