Mediante decreto 178-2016 entró en vigencia la nueva ley de inspección del trabajo, que busca regular de manera más efectiva las garantías y leyes laborales.

Además, dicha ley contiene nuevas prácticas como: el registro de patronos, las certificaciones de cumplimiento de normativa laboral o los mecanismos de promoción de cumplimiento. Con estos mecanismos se pretende de manera razonable y eficaz, que los patronos cumplan con las obligaciones de ley sin ser sujetos a procesos sancionatorios, dado que, razonablemente se han sometido a las directrices de dicha inspección del trabajo con la finalidad de cumplir a cabalidad sus obligaciones como patronos.

Dichas normativas están plasmadas de manera somera en la ley, esperando su regularización a través de un reglamento el cual se espera sea emitido a inicios del año 2018.