Real Decreto 895/2013, de 15 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 1431/2003, de 21 de noviembre, por el que se establecen determinadas medidas de comercialización en el sector de los aceites de oliva y del aceite de orujo de oliva (BOE de 16 de noviembre de 2013)

La nueva medida se enmarca en el Plan de acción sobre el sector del aceite de oliva de la Unión Europea, donde se establecen una serie de acciones encaminadas a mejorar la competitividad del sector oleícola entre las que se encuentra el estímulo de la utilización de envases que no permitan el relleno en el canal HORECA.

El real decreto tiene como objeto optimizar la calidad y autenticidad de los aceites puestos a disposición del consumidor final, mejorar la imagen del producto (en particular de las denominaciones de origen protegidas, las indicaciones geográficas protegidas y las marcas productoras consolidadas en el mercado) e informar al consumidor sobre las características del aceite.

Con dicha finalidad, se introduce un segundo apartado en el artículo 4 del Real Decreto 1431/2003, de 21 de noviembre, en el que se recoge que «en los establecimientos del sector de la hostelería y la restauración y en los servicios de catering, los aceites se pondrán a disposición del consumidor final en envases etiquetados y provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización.

Los envases que por su capacidad se puedan poner a disposición de los consumidores finales más de una vez, dispondrán además de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original

Los aceites de oliva y los aceites de orujo de oliva adquiridos antes del 1 de enero de 2014 podrán seguir poniéndose a disposición del consumidor hasta el 28 de febrero de 2014.