El pasado 3 de febrero de 2021, durante la sesión ordinaria de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (“SCJN”), se resolvió la controversia constitucional (la “Controversia”) presentada por la Comisión Federal de Competencia Económica (“COFECE”) en contra de la Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad del Sistema Eléctrico Nacional (la “Política”).

La SCJN resolvió que resultan inválidas las disposiciones de la Política relacionadas con los siguientes temas:

  • El dictamen de viabilidad e incorporación de las energías limpias intermitentes;[1]
  • El despacho económico con el fin de restringir la entrada de ciertos participantes al mercado eléctrico, [2] y
  • El beneficio exclusivo y fortalecimiento de la CFE. [3]

Asimismo, la Corte resolvió que resultan válidas las disposiciones de la Política relativas a:

  • El fortalecimiento de la CFE sin violación de los derechos de libre concurrencia o competencia económica, [4] y
  • Los nuevos servicios conexos y balance de potencia de energía limpias intermitentes. [5]

Este agrupamiento de las disposiciones fue realizado por la SCJN con el fin de dar resolución a la Controversia, facilitando su estudio, análisis y determinación.

Disposiciones inválidas

Viabilidad e incorporación de las energías limpias intermitentes

  • En cuanto a los temas relativos al dictamen de viabilidad e incorporación de las energías limpias intermitentes, la SCJN argumentó que el Centro Nacional de Control de Energía (“CENACE”) no tiene competencia para rechazar las solicitudes de estudios de interconexión que recibe, ni existe la obligación de ésta para emitir un dictamen de viabilidad que sea tomado en cuenta por la Comisión Reguladora de Energía (“CRE”) al momento de evaluar el otorgamiento de un permiso de generación de energía eléctrica, sino que deberá ser la CRE quien solicite dicho dictamen al CENACE en caso de que lo considere necesario.

Asimismo, la SCJN expresó que, si bien las energías limpias presentan ciertas desventajas, es necesario incentivar la inversión en este tipo de energías con el fin de cumplir con las metas que nuestro país tienen en ese sentido, por lo que impedir la participación de las energías limpias en el Sistema Eléctrico Nacional (“SEN”), bajo el argumento de asegurar la confiabilidad del mismo, es claramente discriminatorio y genera incertidumbre en cuanto a la posibilidad de que este tipo de centrales puedan volver a incorporarse al SEN y participar en el mercado eléctrico.

Despacho

  • En cuanto al análisis del tema de despacho económico, la SCJN estableció que, derivado de lo expuesto en las disposiciones relativas al tema, la Secretaría de Energía (“SENER”) y la Comisión Federal de Electricidad (“CFE”) invaden esferas de competencia de la CRE y el CENACE, con el fin de restringir la entrada de ciertos participantes al mercado eléctrico, brindando beneficios exclusivos a la CFE y generando también un desequilibrio entre la seguridad del despacho y la eficiencia económica, lo cual va en contra del modelo instaurado por la reforma energética y el régimen de libre competencia.

Asimismo, dichas disposiciones se encontraron violatorias ya que al momento en el que se limita la entrada de las empresas privadas al mercado eléctrico nacional, sobre todo aquellas que usan energías limpias, se estaría afectando en primera instancia a los generadores, en segunda instancia a los usuarios y consumidores de los servicios eléctricos y, en un tercer momento, a la población en general por las consecuencias medioambientales y de salud que implica la generación de energía por medio de métodos tradicionales. Es por ello que, como parte de sus argumentos, la SCJN comentó que las disposiciones controvertidas estarían “…limitando el despacho de Unidades de Centrales Eléctricas con Energía Limpia Intermitente, reduciendo así, sin duda, su capacidad de competencia, en virtud de que ello conlleva a la imposibilidad de ofrecer energía sin importar en forma alguna si son o no más eficiente.[6]

De la misma forma, no dejó de señalar que estas disposiciones atentan contra los acuerdos y compromisos internacionales adquiridos en la materia, sobre todo aquellos en los que se establecieron objetivos para garantizar una adecuada competencia en el mercado, la libre concurrencia y coadyuvar a la solución de los problemas de contaminación ambiental y protección al derecho a un medio ambiente sano.

Beneficio exclusivo y fortalecimiento de la CFE

  • En el tercer grupo de disposiciones, relativo al tema del fortalecimiento de la CFE, se resolvió que dichas disposiciones distorsionaban el mercado, ya que por medio de ellas se establecían ventajas exclusivas y claras a la CFE para que compitiera en el mercado eléctrico. Asimismo, se argumentó que, a pesar de que a raíz de la implementación de la reforma energética, la CFE dejaría de ser una empresa privilegiada por el Estado y sería considerada como una empresa competitiva del mercado eléctrico, no existe una clara separación legal entre el Estado y la CFE, lo cual atenta contra los derechos de libre concurrencia y competencia económica generando una desventaja para los demás competidores del mercado eléctrico y distorsiones en el mismo.

Disposiciones válidas

Fortalecimiento de la CFE sin violación de derechos de libre concurrencia

  • A pesar de pertenecer al mismo tema de análisis mencionado en el párrafo anterior, la SCJN resolvió como válidas ciertas disposiciones en específico, ya que consideró que dichas disposiciones no violan los derechos de libre concurrencia o competencia económica, y tampoco presentan situaciones de ventaja para la CFE. 

Al respecto, la Corte consideró que se establecen válidamente en la Política estrategias y medios tendientes al fortalecimiento de la CFE con el propósito de transformarla de una empresa monopólica del Estado a una empresa competitiva en el mercado eléctrico, resultado de la reforma energética (que tuvo como uno de sus objetivos principales precisamente generar condiciones necesarias que propicien el desarrollo eficiente y competitivo en el mercado eléctrico).

Servicios conexos y balance de potencia

  • En el último grupo de análisis, el cual se enfocó al tema de los nuevos servicios conexos y balance de potencia de energías limpias intermitentes, se resolvió que las disposiciones de dicho grupo no implican desventajas para los generadores de electricidad a través de centrales eléctricas de energía limpia intermitente ya que “…se ha visto que las centrales eléctricas con energía limpia presentan ciertas características, como la intermitencia, por lo que en principio resulta válido que se les dé un tratamiento distinto al que se prevé para las demás…[7] y se argumenta que, tal y como lo prevé la Política, dicho trato se basará en las características propias de generación de este tipo de energías, con el fin de poder garantizar la seguridad, continuidad, confiabilidad y calidad del SEN.

Las determinaciones adoptadas dentro de la sentencia emitida por la SCJN surtirán efectos a partir de la notificación de dicha sentencia y sus puntos resolutivos a las autoridades demandadas.