El Grupo de Práctica de Comercio Internacional de Hogan Lovells ha dado seguimiento de manera cercana a los avances de las negociaciones en curso entre Canadá, México y Estados Unidos para la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). La quinta ronda de negociaciones que se llevó a cabo en la Ciudad de México acaba de concluir hace algunos días. Debido a la importancia de los asuntos involucrados, nos gustaría compartir con todos nuestros clientes y contactos clave el informe sobre el estado en que se encuentran las negociaciones del TLCAN hasta la fecha.

Estado actual de las negociaciones

En la actualidad, los negociadores han concluido cinco rondas de pláticas para modernizar y actualizar el TLCAN.

  • Aunque aparentemente la discusión sobre algunos capítulos se han terminado, y a pesar de que se han reportado avances en cada ronda, incluida la quinta ronda que concluyó la semana pasada en la Ciudad de México, queda mucho trabajo por hacer.

Estructura de las Negociaciones

El trabajo parece dividirse aproximadamente en tres áreas:

La primera involucra aquellos asuntos que pueden ser clasificados como asuntos de actualización.

  • Esto incluye la actualización del TLCAN para considerar el comercio electrónico, los cambios en la tecnología y mejoras en los procedimientos y las prácticas aduaneras que simplemente no existían hace 25 años cuando el TLCAN fue negociado.
    • La mayor parte de este trabajo ya se ha concluido.

La segunda área involucra asuntos que suelen ser complejos, como la protección de los derechos de propiedad intelectual (DPI) o el acceso al mercado agrícola que, por lo general, los Estados Unidos demandan en sus negociaciones comerciales.

  • Estos asuntos suelen ser complejos para los socios comerciales de los Estados Unidos, generalmente debido a que requieren que dichos socios comerciales tomen decisiones difíciles en áreas que consideran delicadas.
  • Esta es el área en donde los negociadores de los Estados Unidos con frecuencia logran avances graduales de tratado en tratado.
    • En una negociación comercial típica, el trabajo se enfoca en esta segunda área.

La tercera área incluye ideas “nuevas” que la Administración Trump presenta por primera vez.

  • Éstas incluyen elementos bastante polémicos, tales como la cláusula de caducidad de cinco años o los requisitos de mayor contenido de los Estados Unidos en las reglas de origen de productos relacionados con la industria automotriz.

La presencia de esta tercera área atrae la mayor parte de la atención y ha dificultado lograr mayores avances en la segunda área.

  • La mayor parte de la comunidad empresarial de los Estados Unidos se opone firmemente a los asuntos de esta tercera área, a los cuales muchos los consideran como un táctica para desalentar las negociaciones (tácticas conocidas en Estados Unidos bajo el nombre “poison pill”).
    • Los grupos del sector automovilístico están muy bien organizados y unidos, y se encontraban activos en México con un mensaje bastante claro sobre cómo las propuestas de los Estados Unidos afectarían los empleos en el área de manufactura de dicho sector en los Estados Unidos.
    • Los grupos agrícolas también estuvieron presentes y activos en México, aunque enfocaban la mayor parte de sus comentarios en asuntos relacionados con el retiro (o la amenaza del mismo).
    • Otros grupos, que representan al sector de servicios, propiedad intelectual y otros sectores, también han estado activos.
  • Los negociadores mexicanos, aunque comparten el punto de vista de los negociadores canadienses, han elegido un enfoque diferente y han participado de manera selectiva en las propuestas con grandes modificaciones para eliminar los aspectos más problemáticos.
  • Aunque algunos Miembros del Congreso, en especial aquellos que por lo general son escépticos de los acuerdos comerciales, han expresado su apoyo para algunos de los conceptos de la tercera área, muchos se oponen firmemente a estas propuestas, así como al proceso de consulta en general.
    • Muchas de las propuestas se han sometido a discusión antes de obtener la autorización del Congreso.
    • Otras personas han reclamado que la Administración Trump toma atajos en los procedimientos de consulta.
      • De hecho, la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos (“USTR”, por sus siglas en inglés) publicó una lista actualizada de los objetivos de la negociación (lista que fue solicitada por la Autoridad de Promoción Comercial) como respuesta a la crítica del Congreso sobre este punto.
    • Las declaraciones del Embajador Lighthizer sobre que está enfocado principalmente en “una audiencia de una parte,” no han sido bien recibidas por el Congreso, en especial debido a que el artículo I, apartado 8 de la Constitución confiere al Congreso la autoridad para regular el comercio internacional.

Solo queda ver si estas propuestas de la tercera área reflejan la intención de la Administración o si solo son una táctica de negociación.

  • Después de la quinta ronda, la USTR expresó su inconformidad sobre el hecho de que las respuestas de México y Canadá a estas propuestas de la tercera área dificultan el avance.

Amenaza de Retiro del TLCAN

La amenaza de retiro del TLCAN, la cual el Presidente Trump publicó en Twitter o sobre la cual ha hablado varias veces este año, continúa prevaleciendo de manera inquietante en las pláticas.

  • Aunque el Presidente Trump ha declarado que dicha retórica es una táctica de negociación, el hecho de que esté en discusión sigue siendo una distracción que dificulta el avance (aunado a las propuestas de la tercera área).
  • El cuestionamiento sobre si el Presidente Trump cumplirá estas amenazas y sobre lo que pasará después continúa dominando cada conversación durante las pláticas y es un tema real de conversación en el Congreso.
  • Un recurso útil sobre el asunto del retiro puede encontrarse en el informe del Servicio de Investigación del Congreso (“CRS”, por sus siglas en inglés) sobre el tema en este vínculo.

La semana pasada, el senador Jerry Moran (republicano de Kansas) declaró que “se preocupó cuando todo parecía indicar que la administración [Trump] pondría fin al TLCAN, después indicó que tienen seis meses para obtener un mejor acuerdo antes de que realmente caduque. En otras palabras, para usarlo como una ventaja.” Moran declaró que “está preocupado debido a que México es el mayor comprador de productos agrícolas, pero también debido a la naturaleza agresiva de otros países, como Brasil y Argentina, los cuales estarán muy interesados en dominar los mercados que en la actualidad la agricultura estadounidense disfruta.”

México ha declarado que está intentando ampliar sus relaciones con países como Brasil y Argentina para estar protegido contra el retiro del TLCAN. Los grupos agrícolas de los Estados Unidos declararon esta semana que la amenaza de la decisión del Presidente Trump de retirarse del TLCAN podría costar a la economía de Estados Unidos US$15.5 mil millones de dólares y que ello posiblemente podría eliminar la mayor parte de los beneficios económicos positivos del plan de reforma fiscal republicano, declaró Business Roundtable esta semana. (Business Roundtable es una asociación de los Directores Ejecutivos de las empresas líderes de los Estados Unidos que cuentan con más de 16 millones de empleados y más de US$7 billones de dólares en ingresos anuales).

¿Qué sigue?

  • Los negociadores, a nivel técnico, se reunirán en Washington en una serie de sesiones a mediados del mes de diciembre (fechas que varían desde el 9 al 19 de diciembre).
    • Los negociadores enfatizan que estas reuniones técnicas no contarán como una ronda de negociación.
  • La sexta ronda de pláticas está programada para que se lleve a cabo en Canadá del 11-15 de diciembre.
  • Después de la séptima ronda (la cual podría llevarse a cabo en México a finales de enero o en el mes de febrero, si la rotación continúa), una octava ronda final está programada para llevarse a cabo en el mes de marzo en los Estados Unidos.
    • Las partes esperan que la conclusión ocurra en el mes de marzo de 2018 a fin de que las pláticas se lleven a cabo justo antes de que México entre en la etapa final de su periodo de elección presidencial.
  • Ninguna de las partes interesadas con las que hemos hablado considera que las pláticas pueden concluirse en el mes de marzo, pero todos están trabajando para que esto ocurra.

A pesar de los rumores y los reportajes de los medios, el hecho es que los representantes de las tres partes del TLCAN han participado en negociaciones importantes. El proceso no es sencillo, pero se han logrado avances graduales en determinadas áreas y se están analizando temas importantes. En la actualidad, debido a que el proceso aún está abierto, el TLCAN se encuentra en vigor sin cambios reales desde que se adoptó originalmente en 1994. Sin embargo, podemos concluir que se realizarán cambios legales, cuyo alcance depende en gran medida del resultado de las negociaciones. Los legisladores de los tres países tendrán una tarea difícil, dependiendo de cómo se modifique el TLCAN o incluso en el escenario no deseable del retiro de los Estados Unidos. Continuaremos dando seguimiento a estas negociaciones de manera cercana e informaremos a nuestros clientes y amigos en tiempo real a medida que ocurran los sucesos. Todo nuestro equipo está listo para ayudarles con las preguntas específicas que pueda tener en este momento o en el futuro.