Se publica la disposición, con entrada en vigor el día 1 de enero de 2017, que incrementa el salario mínimo interprofesional en un 8%.

Real Decreto 742/2016, de 30 de diciembre, por el que se fi ja el salario mínimo interprofesional para 2017

Se fi jan las cuantías que deberán regir a partir del 1 de enero de 2017 para los trabajadores fi jos, eventuales o temporeros, así como para los empleados del hogar.

Las nuevas cuantías representan un incremento del 8% respecto de las vigentes entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016. Al respecto, establece el artículo 1 que “el salario mínimo para cualesquiera actividades en la agricultura, en la industria y en los servicios, sin distinción de sexo ni edad de los trabajadores, queda fi jado en 23,59 euros/día o 707,70 euros/mes, según que el salario esté fi jado por días o por meses”.

Por otra parte, resultan fundamentales las disposiciones transitorias que aparecen en este real decreto. La disposición transitoria primera se refi ere a las reglas de afectación de la nueva cuantía del salario mínimo interprofesional en los convenios colectivos que se refi eran al mismo a la hora de establecer las condiciones económicas de los trabajadores, disponiendo dos reglas: (i) los importes del salario mínimo interprofesional vigentes en 2016 continúan siendo de aplicación durante 2017 a los convenios colectivos vigentes a 1 de enero de 2017, como referencia para determinar la cuantía o el incremento del salario base o de complementos salariales, salvo que las partes legitimadas acuerden la aplicación de las nuevas cuantías del salario mínimo, y (ii) si la vigencia de los convenios colectivos señalados en el apartado anterior excede de 2017, salvo acuerdo expreso en contrario, se mantiene vigente la cuantía del mismo en 2016, incrementada según el objetivo de infl ación del Banco Central Europeo (2%).

La disposición transitoria segunda establece la no afectación de la nueva cuantía del salario mínimo interprofesional en las referencias contenidas en normas no estatales y relaciones privadas. Esta disposición prevé que las nuevas cuantías del salario mínimo interprofesional no resultan de aplicación: a) “A las normas vigentes a la fecha de entrada en vigor de este real decreto de las comunidades autónomas, de las ciudades de Ceuta y Melilla y de las entidades que integran la Administración local que utilicen el salario mínimo interprofesional como indicador o referencia del nivel de renta para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a determinadas prestaciones, benefi cios o servicios públicos, salvo disposición expresa en contrario”. b) “A cualesquiera contratos y pactos de naturaleza privada vigentes a la fecha de entrada en vigor de este real decreto que utilicen el salario mínimo interprofesional como referencia a cualquier efecto, salvo que las partes acuerden la aplicación de las nuevas cuantías del salario mínimo interprofesional”. En estos dos supuestos, salvo acuerdo en contrario, la cuantía del salario mínimo interprofesional se entenderá referida durante 2017 a la fi jada en el Real Decreto 1171/2015, de 29 de diciembre, incrementada para los años siguientes en el mismo porcentaje en que se incremente el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM). Y dado que, al menos por el momento, el IPREM no ha experimentado actualización alguna, se mantiene vigente la cuantía del salario mínimo interprofesional de 2016. 

No obstante, y como cuestión más importante, se establece en el apartado tres tanto de la disposición transitoria primera como de la disposición transitoria segunda –por lo que se aplican a ambas disposiciones–, el siguiente límite de percepción mínima salarial: “lo dispuesto en los apartados anteriores se entiende sin perjuicio de que deban ser modifi cados los salarios establecidos en contratos o pactos de naturaleza privada inferiores en su conjunto y en cómputo anual a las cuantías del salario mínimo interprofesional vigente en cada momento en la cuantía necesaria para asegurar la percepción de dichas cuantías, siendo de aplicación las reglas sobre compensación y absorción que se establecen en el artículo 3”. 

Por tanto, en ningún caso puede cobrarse una cuantía anual inferior a 9.907,80 euros.