El 10 de marzo de 2017 se publica el Real Decreto 231/2017, por la que se regula el establecimiento de un sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que han disminuido de manera considerable la siniestralidad laboral.

Real Decreto 231/2017, de 10 de marzo, por el que se regula el establecimiento de un sistema de reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a las empresas que hayan disminuido de manera considerable la siniestralidad laboral

Este Real Decreto, tal y como prevé su artículo 1, introduce un sistema de incentivos consistente en la reducción de las cotizaciones por contingencias profesionales a empresas que se distingan por su contribución efi caz y contrastable a la reducción de la siniestralidad laboral.

Podrán benefi ciarse del sistema de incentivos contenido en esta norma todas las empresas que coticen a la Seguridad Social por contingencias profesionales. A los efectos de esta norma, se considerará empresa “el conjunto de todos los códigos de cuenta de cotización que correspondan a la misma y tengan el mismo código de actividad a efectos de cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales”.

Las empresas que opten a estos incentivos deberán acreditar:

1. Haber cotizado a la Seguridad un volumen superior a 5.000 euros de cuotas por contingencias profesionales durante el periodo de observación[1] ; o bien haber alcanzado un volumen de cotización por continencias profesionales de 250 euros en un periodo de observación de 4 ejercicios.

2. Encontrarse en el referido periodo de observación dentro de los límites de siniestralidad que resulten de la aplicación del Anexo II de la norma, descontando, en todo caso, los accidentes “in itinere”.

3. Encontrarse al corriente de las obligaciones de cotización a la Seguridad Social en la fecha de fi nalización del plazo para la presentación de la solicitud para acogerse a este beneficio.

4. No haber sido sancionadas por infracciones graves o muy graves en materia de prevención de riesgos laborales. Sólo se tomarán en consideración las resoluciones sancionadoras que hayan adquirido fi rmeza durante el periodo de observación y en las que el solicitante sea considerado responsable directo. En cuanto a las infracciones graves, será preciso que sean reiteradas.

5. Cumplir las obligaciones en materia de Prevención de Riesgos Laborales que, a los solos efectos de la obtención de este incentivo se enumeran en el Anexo I.

6. Informar a los delegados de prevención de la solicitud del incentivo.

El incentivo al que pueden optar los benefi ciarios se fi ja en el 5% del importe de las cuotas por contingencias profesionales abonadas durante el periodo de observación. Cuando la empresa haya invertido en alguna de las acciones complementarias de Prevención de Riesgos Laborales el incentivo se incrementará en otro 5% de las contingencias profesionales con el límite de máximo de dichas inversiones complementarias.

Las empresas que deseen optar al incentivo deberán presentar su solicitud en la mutua o entidad gestora que asuma la protección de sus contingencias profesionales desde el 15 de abril al 31 de mayo de cada año. 

 Recibida la solicitud, la mutua o entidad gestoría, tras la verifi cación de los requisitos señalados, elaborará y remitirá a la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, hasta el 15 de julio de cada año un informe-propuesta no vinculante en orden a la posible concesión del incentivo solicitado.

La Dirección de Ordenación de la Seguridad Social dictará resolución, estimatoria o desestimatoria, como máximo, el último día hábil del mes de marzo del año siguiente al de la presentación del informe propuesta por las entidades gestoras o por las mutuas.

Las resoluciones de este órgano podrán ser objeto de recurso de alzada, previo al recurso contenciosoadministrativo, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 121 y 122 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones públicas.