En la conferencia de prensa del pasado 7 de septiembre, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseveró que el Plan de Infraestructura, en el cual interviene el Gobierno Federal y la iniciativa privada, será presentado antes del 15 de septiembre en su habitual conferencia matutina.

Es importante mencionar que, en noviembre de 2019, el Presidente de México presentó el Acuerdo Nacional de Infraestructura, el cual establece una alianza entre los sectores público y privado que prevé una inversión de 859,000 millones de pesos, por lo que la presentación del Plan de Infraestructura en los próximos días considerará la totalidad de las obras que se alistan para el país.

El objetivo del Plan de Infraestructura es que el gobierno facilite y acelere la implementación de proyectos que contribuyan al crecimiento y desarrollo del país, a fin de alcanzar una inversión anual en infraestructura equivalente al 5% del Producto Interno Bruto (PIB).

El 27 de agosto de 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público emitió el documento denominado “Proyectos de infraestructura financiados por capital privado” que contiene aquellos proyectos en los cuales la iniciativa privada tiene intenciones de invertir y ejecutar a efecto de impulsar el desarrollo económico del país. A partir de dicho documento, el gobierno Federal seleccionará los proyectos que conformarán el Proyecto de Infraestructura con base en los siguientes criterios: (i) proyectos cuya participación privada sea mayor al 50% del costo del proyecto; (ii) los proyectos deberán pertenecer a los sectores de energía, carreteras, ferroviario,      aeroportuario,      transporte    de pasajeros, comunicaciones, turismo, medio ambiente,  agua  potable  y  saneamiento;  y (iii) contar con un alcance, costo y tiempo definidos, así como el mecanismo bajo el cual la iniciativa privada participará en el proyecto.

El documento considera un total de 227 proyectos, de los cuales únicamente 7 están en ejecución, 10 se encuentran autorizados, 20 en evaluación inicial y 22 en evaluación definitiva. Los 168 proyectos restantes se encuentran en etapa contingente, es decir, son oportunidades visualizadas.

Dentro de los proyectos considerados en el documento denominado “Proyectos de infraestructura financiados por capital privado”, destacan los siguientes :

  1. En ejecución: Autopista Urbana Siervo de la Nación, Estado de México; viaducto Santa Catarina, Nuevo León; autopista Mitla-Tehuantepec II; entre otros.
  2. Autorizados: Modernización de la carretera Tulum-Cancún, Quintana Roo; ampliación autopista Tuxtla Gutiérrez- San Cristóbal; autopista Tepic Villa Unión; construcción del libramiento carretero Ciudad Juárez; construcción autopista Real del Monte-Entronque Huasca; entre otros.
  3. Con evaluación definitiva: Construcción terminal portuaria Topolobampo; construcción del muelle de cruceros Cozumel; construcción de la autopista Tepic-Compostela; construcción del aeropuerto internacional de la Riviera Maya; entre otros.
  4. Con evaluación inicial: Autopista Salamanca-León; autopista siglo XXI; libramiento carretero de obregón; autopista Atizapán-Atlacomulco; autopista Silao-San Miguel de Allende; construcción del tren México-Querétaro; entre otros.
  5. En etapa contingente: construcción del tren Querétaro-Irapuato; construcción de torre hotelera y universidad de turismo en Guerrero; ducto de transporte de gas natural en Chiapas; gasoducto Jáltipan- Salina Cruz; tren costero Baja California; construcción del segundo piso de la caseta de indios verdes a la caseta de la carretera México-Pachuca; modernización del aeropuerto de Guadalajara; entre otros.

Finalmente, cabe mencionar que el sector más favorecido con los proyectos contenidos en el documento en cuestión es el de comunicaciones y transportes, ya que 87 de los 227 proyectos que se consideran son carreteras.