El pasado 19 de octubre se publicó en la Gaceta la Ley 9485, conocida como la "Ley Lázaro", la cual da la posibilidad de reinscripción a las sociedades disueltas por Ley de Impuesto a Personas Jurídicas, en virtud de no pagar el impuesto establecido por tres períodos consecutivos.

Por la contingencia que conlleva la disolución de las personas jurídicas, se promueve el transitorio con el fin de que las Personas Jurídicas disueltas que lo deseen puedan reinscribirse, quedando con la misma condición jurídica en la cual se encontraban.

El plazo de cancelar las sumas adeudadas es a más tardar el 15 de diciembre del presente año, para posteriormente presentar la solicitud ante el Registro Nacional, a más tardar el 15 de enero del 2018