Recientemente el presidente de la APESEG (Asociación Peruana de Empresas de Seguros), Eduardo Moron, declaró su preocupación por el impacto nocivo que tendría el Decreto de Urgencia N° 003-2017, en el mercado de seguros de cartas fianzas y pólizas de caución que garantizaban las obligaciones de diversos miembros del denominado club de la construcción (Odebrecht y asociadas) frente al Estado. Estimándose la potencial suma a exigirse en unos S/ 3,800 millones, los cuales serian asumidos en un 97 % por empresas reaseguradoras extranjeras, toda vez que las aseguradoras nacionales solo retuvieron el 3%.

El referido dispositivo se emitió para garantizar el pago de reparaciones civiles a favor del Estado generados por los actos de corrupción vinculados principalmente al caso de megacorrupción de Odebrecht, sin embargo este género una ruptura de la cadena de pagos a proveedores y con ello una masiva paralización de obras estatales, por lo cual el Estado en cualquier momento puede ejecutar las fianzas o garantías.

Está en curso el Proyecto de Ley 2408 que sustituye al Decreto de Urgencia, y que limita la extensión de la aplicación de la norma, sin embargo no queda claro si este nuevo dispositivo elimina el riesgo de las referidas ejecuciones de las pólizas de caución , por lo que la preocupación persiste habiéndose abierto el debate sobre si es posible salvaguardar el embate de una masiva reclamación de estos seguros, sobre la base de la fuerza mayor (o actos del príncipe) dado que la mala técnica legislativa empleada por el estado es una de las principales causante de esta situación.

This article is written by Pedro Richter at Torres Carpio Portocarrero & Richter Abogados in partnership with DAC Beachcroft LLP.