Tal y como anticipamos en nuestra alerta de mayo que era previsible que ocurriera tras la apertura de la fase de liquidación concursal, hoy, 12 de febrero, se ha publicado en el BOE la Resolución de 8 de febrero de 2019, de la Delegación del Gobierno en las Sociedades Concesionarias de Autopistas Nacionales de Peaje, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 8 de febrero de 2019, por el que se resuelve el contrato de concesión administrativa para la construcción, conservación y explotación de la autopista de peaje Madrid-Toledo y la autovía libre de peaje A-40 de Castilla-La Mancha, tramo: Circunvalación norte de Toledo.

Su resolución se acuerda en razón de su situación de insolvencia y del inicio de la fase de liquidación de la sociedad concesionaria, en el ámbito de su procedimiento concursal, tal y como establece la Ley de Contratos del Sector Público. 

El último Consejo de Ministros, además, ha acordado ordenar al Ministerio de Fomento la incautación de las fianzas de construcción y explotación depositadas al efecto por la sociedad concesionaria, así como la tramitación del expediente de liquidación del contrato, con la debida cuantificación del valor de la responsabilidad patrimonial de la Administración (el Gobierno tiene un plazo de seis meses para su fijación). 

Con este acuerdo, pasan a ser ocho los contratos concesionales de autopistas de peaje (y nueve autopistas) con problemas financieros cuya resolución ha sido acordada por el Consejo de Ministros, tras los aprobados en el año 2018, correspondientes a las concesiones de las autopistas R-4R-2R-3 y R-5M-12AP-36 (Ocaña-La Roda)AP-7 (Cartagena-Vera) y AP-7 (Circunvalación de Alicante).

Para poder continuar con la prestación del servicio, el Consejo de Ministros ya aprobó en agosto de 2017 el convenio de gestión directa entre el Ministerio de Fomento y la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre, SEITTSA (publicado en el BOE el 25 de agosto de 2017), que permitía que dicha entidad se hiciese cargo de la de la gestión de las autopistas al finalizar los contratos actuales, a la espera de la relicitación de las mismas, en la que sigue trabajando el Gobierno y que como ya adelantamos en julio, no ocurriría en 2018.