La EPO ha vuelto a modificar las reglas referentes a las solicitudes divisionales.

A partir del 1 de abril de 2014, se podrán presentar solicitudes divisionales en cualquier momento siempre que la patente madre esté en tramitación, es decir, que no esté ni abandonada ni concedida. Una de las novedades es que la solicitud de las divisionales estará sujeta a una tasa adicional que será creciente en función del número de generaciones de divisionales.