El 22 de diciembre de 2017, el Consejo Nacional de Seguros Privados (CNSP) publicó la Resolución no. 353/2017, presentando dos modificaciones relevantes para el mercado brasileño de reaseguros: (i) el final de las restricciones en las operaciones de transferencia de riesgo que involucran compañías que pertenecen al mismo grupo financiero; y (ii) la derogación de la retención mínima obligatoria con los reaseguradores locales.

La nueva norma ya no establece el porcentaje máximo para la cesión de riesgos dentro del mismo conglomerado financiero (anteriormente existía una tasa de asignación del 30% en 2017, alcanzando el 75% en 2020). La nueva Resolución solo establece que las operaciones de reaseguro intragrupal deben "garantizar una transferencia de riesgo efectiva entre las partes" y "mantenerse en condiciones de competencia equilibradas".

Además, la Resolución CNSP no. 353/2017 revoca el requisito de un contrato obligatorio con reaseguradoras locales, quedando vigente únicamente la oferta preferencial a reaseguradoras locales del 40% de la cesión de reaseguro en cada contrato automático o facultativo, en las mismas condiciones ofrecidas o aceptadas por el mercado de reaseguro extranjero.

En caso de que los reaseguradores locales no acepten la oferta, no habrá obligación de un porcentaje mínimo de retenciones con ellos y se le permitirá al cedente colocar todo el riesgo en el mercado de reaseguro extranjero.

Esta nueva Resolución representa por un lado una mayor libertad para las cesiones de riesgos intragrupales y, por otro lado, promueve la participación del mercado de reaseguros extranjero en los riesgos brasileños.