Dentro de la reforma de la normativa sobre el etiquetado y la protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados, la Eurocámara ha aprobado recientemente el nuevo reglamento sobre la definición, designación, presentación, etiquetado y protección de las indicaciones geográficas de los productos vitivinícolas aromatizados, que viene a restringir el uso de la denominación “sangría” a las bebidas elaboradas en España y Portugal.

Esta medida tiene por objetivo proteger el término sangría, originario de España y Portugal, y limitar su uso en otros Estados miembros a la información complementaria del producto.

Igualmente, este nuevo reglamento viene a actualizar las denominaciones de venta y las adapta a la normativa sobre información al consumidor, adecúa también las normas a los requisitos de la OMC, define los criterios de reconocimiento de las indicaciones geográficas y establece reglas para las ya existentes.

Los Estados miembros tendrán un plazo de un año para aplicar la nueva norma.