Las solicitudes de patentes directas en España bajaron en 2012 un 4,7%, aunque aumentamos en número de patentes europeas de spañoles hasta un 8%, lo que refleja la actitud exportadora de muchas empresas fruto de la crisis local. Igualmente aumentaron las validaciones de patentes europeas en España un 3,9%.

El mayor solicitante de patente residente en España fue el grupo Bosch Siemens (BSH Electrodomésticos España) seguido del CSIC (aunque este organismo bajó un 30% el número de sus solicitudes).