Se prevé el incremento del Impuesto sobre el Patrimonio, en un punto porcentual, para aquellos contribuyentes cuyo patrimonio exceda de un importe de 10 millones de euros.