RESUMEN EJECUTIVO

En agosto de 2012, entró en vigencia la ley N° 20.611 que establece, en términos generales, que no resulta procedente condicionar el pago de remuneraciones variables a la ocurrencia de hechos posteriores a la oportunidad en que se devenga la remuneración.

Asimismo, se impone al empleador la obligación de liquidar y pagar comisiones junto con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las operaciones u ocurrieron los hechos que les dieron origen, o a más tardar en el mes siguiente si ello no fuere posible.

Finalmente, se establece la obligatoriedad de indicar en las liquidaciones de remuneraciones el detalle de cada operación y forma de cálculo de la respectiva comisión, bono, premio o incentivo que reciba el trabajador.

Junto con la norma anterior, con fecha 8 de agosto de 2012 entraron también en vigencia la ley N° 20.613, -que establece la obligación de incluir los pagos por concepto de semana corrida dentro de la base de cálculo del feriado -y la ley N° 20.607 -que sanciona el acoso laboral (informe enviado en agosto de 2012) -.

CONTENIDO

I. MODIFICACIÓN A LAS NORMAS DE PROTECCIÓN A LAS REMUNERACIONES

La ley N° 20.611 que incorpora el artículo 54 bis y modifica el artículo 55 del Código del Trabajo, tiene por objeto velar por el pago íntegro e inmediato de las respectivas remuneraciones variables que se adeude al trabajador.

Esta norma se encuentra en línea con el criterio actual de la Dirección del Trabajo, en cuanto ha sostenido reiteradamente que el pago de incentivos variables es una obligación pura y simple y no puede quedar sujeta a otras condiciones que a la materialización de la venta de un producto o servicio. Del mismo modo y por aplicación de este mismo principio, ha declarado improcedente descontar o anular comisiones recibidas por devolución de productos, cambio de los mismos o una posterior modificación en su forma de pago, entre otros mecanismos.

1. Improcedencia de condicionar el pago de remuneraciones

a circunstancias ajenas al trabajador. Obligación de detallar remuneraciones variables en la respectiva liquidación El artículo 54 bis señala que las remuneraciones que se devenguen se incorporarán al patrimonio del trabajador, teniéndose por no escrita cualquier cláusula que implique su devolución, reintegro o compensación por parte del trabajador al empleador, ante la ocurrencia de hechos posteriores a la oportunidad en que la remuneración se devengó, salvo que dichos hechos posteriores sean imputables al trabajador (incumplimiento al contrato de trabajo).

Asimismo, se establece que las liquidaciones de remuneraciones deberán contener un anexo que indique los montos de cada comisión, bono, premio u otro incentivo que reciba el trabajador, junto al detalle de cada operación que le dio origen y la forma empleada para su cálculo.

Esta norma prohíbe además condicionar la contratación de un trabajador, su permanencia, renovación del contrato o la promoción o movilidad en su empleo, a la suscripción de pagarés, letras de cambio u otros instrumentos representativos de obligaciones, con el objeto de responder de remuneraciones ya devengadas.

2. Premios o bonos por hechos futuros

No obstante lo dispuesto en el número anterior, la referida ley permite convenir con el trabajador premios o bonos por hechos futuros, tales como la permanencia durante un período de tiempo de un cliente que ha contratado un determinado servicio o producto o bien la puntualidad del mismo en los pagos del referido servicio, siempre que la ocurrencia de estos hechos dependa del cumplimiento por parte del trabajador de las obligaciones contenidas en su contrato de trabajo.

Este punto nos genera algunas dudas, considerando que tales premios o bonos por hechos futuros se originarán únicamente en la medida que el trabajador cumpla con las obligaciones establecidas en su contrato. En nuestra opinión, es posible que la permanencia de un cliente o la puntualidad en los pagos de un servicio no dependa del trabajador, en cuyo caso no sería procedente convenir el referido premio o bono. Éste es un asunto que posiblemente se deberá resolver ante los tribunales de justicia.

3. Periodicidad en el pago de comisiones

Tratándose de trabajadores que reciban comisiones, independiente de las condiciones de pago que la empresa pacte con el cliente, el nuevo artículo 55 del Código del Trabajo establece que dichas comisiones se entenderán devengadas y deberán ser liquidadas y pagadas conjuntamente con las demás remuneraciones ordinarias del período en que se efectuaron las operaciones u ocurrieron los hechos que les dieron origen. Lo anterior, salvo que, por razones técnicas ello no sea posible, caso en el cual se deberán liquidar y pagar conjuntamente con las remuneraciones del mes siguiente. En este sentido, la ley señala que la cláusula que difiera el pago de comisiones al trabajador se entenderá por no escrita.

4. Comisiones convenidas en contratos colectivos

Las disposiciones contenidas en la ley N° 20.611 no alterarán las condiciones y plazos que se hubieren pactado en un contrato o convenio colectivo para el pago de comisiones, en la medida que el respectivo instrumento colectivo hubiere estado vigente al 8 de agosto de 2012.

5. Vigencia

En el caso de las disposiciones contenidas en el punto N° 1 de este informe (improcedencia de condicionar el pago de remuneraciones a circunstancias externas o ajenas al trabajador e indicar en las liquidaciones de remuneraciones el detalle de cada operación y forma de cálculo de la respectiva comisión, bono, premio o incentivo que reciba el trabajador), dichas normas sólo se aplicarán a los contratos de trabajo celebrados con posterioridad al 8 de agosto de 2012. Con respecto a los celebrados con anterioridad a esa fecha, deberán ajustarse a las nuevas disposiciones, en lo relativo a las condiciones y plazos para el pago de las comisiones, a partir del 8 de febrero de 2013. La ley señala expresamente que los eventuales ajustes que se efectúen no podrán originar un menoscabo al trabajador, por ejemplo, una disminución en el monto de la comisión.

II. MODIFICACIÓN QUE INCLUYE LA SEMANA CORRIDA DENTRO DE LA BASE DE CÁLCULO DEL FERIADO

La ley N° 20.613 modifica el artículo 71 del Código del Trabajo, al señalar que la remuneración íntegra para efectos del cálculo del feriado debe considerar los montos pagados al trabajador por concepto de semana corrida.

Dicho concepto (“semana corrida”) se encuentra regulado en el artículo 45 del mismo Código que señala: “El trabajador remunerado exclusivamente por día tendrá derecho a la remuneración en dinero por los días domingo y festivos, la que equivaldrá al promedio de lo devengado en el respectivo período de pago, el que se determinará dividiendo la suma total de las remuneraciones diarias devengadas por el número de días en que legalmente debió laborar en la semana. Igual derecho tendrá el trabajador remunerado por sueldo mensual y remuneraciones variables, tales como comisiones o tratos, pero, en este caso, el promedio se calculará sólo en relación a la parte variable de sus remuneraciones.”