Por unanimidad de votos la Asamblea Nacional aprobó el pasado 24 de mayo la Ley No. 950, Ley de Reformas a la Ley No. 741, Ley sobre el Contrato de Fideicomiso, la cual fue publicada el martes 6 de junio del año 2017 en la Gaceta, Diario Oficial No. 105. La ley sobre el Contrato de Fideicomiso regula lo relacionado al Fideicomiso en Garantía y dentro de estas regulaciones existía una disposición que establecía que ante el incumplimiento de la obligación por parte del deudor, el fiduciario debía pagar la deuda, quien posteriormente subastará o rematará los bienes, de acuerdo con las bases establecidas en el respectivo contrato de fideicomiso, aplicándose su producto para liquidar la obligación garantizada, gastos y comisiones, y entregándose el remanente, si lo hubiere, al fideicomitente. Esta disposición generó un rechazo al Fideicomiso en Garantía, no haciendo atractivo para el fiduciario prestar dicho servicio.

Con la reforma a esta ley se deja claramente establecido que en el caso del "incumplimiento de la obligación garantizada, el fiduciario procederá a subastar, vender o rematar los bienes o derechos del fideicomiso de garantía, de acuerdo con las bases establecidas en el respectivo contrato de fideicomiso, aplicándose su producto para liquidar la obligación garantizada, gastos, impuestos y comisiones, incluyendo sus honorarios y entregándose el remanente, si lo hubiere, al fideicomitente. Previo a la subasta, venta o remate, el Fiduciario deberá notificar de este trámite al Deudor y al Fideicomitente con al menos tres días de anticipación, por medio verificable, indicando la fecha, hora y lugar de realización del mismo. El acto de la notificación no es susceptible de posterior recurso."

La Ley No. 950 entró en vigencia a partir de su publicación el pasado 6 de junio en la Gaceta, Diario Oficial.