El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 incluye una medida que prevé eliminar la “regionalización” del Impuesto sobre Hidrocarburos (IH), lo que implicará un incremento del tipo estatal del gravamen.

En 2013, el “céntimo sanitario” fue integrado en este impuesto en lo que coloquialmente se ha conocido como la “regionalización del IH”. Ello ha permitido que las comunidades autónomas hayan asumido competencias en relación con el tipo autonómico del mismo. Como consecuencia, se han producido diferencias de gravamen, debido a que algunas comunidades autónomas no han regulado un tramo autonómico de este impuesto y otras sí, pero estableciendo tipos de gravamen dispares.

Estas diferencias regionales son contrarias a la Directiva 2003/96/CE, que exige que la presión fiscal sobre los productos energéticos sea la misma en todo el territorio de cada Estado miembro.

Ahora, el Proyecto de Ley de Presupuestos pretende salir al paso de esta situación incorporando el tipo autonómico del IH al tipo estatal (que se incrementa) con efectos desde el 1 de julio de 2018. Esta modificación legal no subsana, sin embargo, la nulidad del IH autonómico desde 2013, que habrá de recuperarse a través de los pertinentes recursos.