A partir del día de hoy, entra en vigor la Ley Nº 187 de 2 de diciembre de 2020 mediante la cual se regula la reducción y el reemplazo progresivo de los plásticos de un solo uso, colocando a Panamá como pionero en la protección del medio ambiente en la región.

La Ley es aplicable a todas las personas naturales y jurídicas, que de forma cotidiana o en el ejercicio del comercio, utilicen plásticos de un solo uso, los cuales deben ser reemplazados progresivamente por productos manufacturados con materiales reutilizables, reciclables, biodegradables o compostables.

En particular, las personas dedicadas al comercio deben cumplir con requisitos específicos que exige la Ley y con las fechas tope para cada actividad, así:

  • Elaborar una Política Interna y un Plan de Transición que incluya aspectos de responsabilidad social empresarial.
  • Eliminar de forma gradual los envases y productos de plástico de un solo uso.
  • Asumir responsabilidad compartida respecto al ciclo de vida completo de sus productos.
  • Invertir en envases reutilizables y nuevos sistemas de distribución de productos.
  • Realizar evaluaciones sobre los avances en la reducción de plásticos, generación de residuos y permitir inspecciones de verificación.
  • Promover programas internos y externos de sensibilización, educación y comunicación sobre los impactos de la utilización de plásticos de un solo uso.

La Autoridad de Aduanas (ANA), Autoridad de Protección al Consumidor (ACODECO), el Ministerio de Salud (MINSA) y el Ministerio de Ambiente serán las entidades gubernamentales responsables de la fiscalización y cumplimiento de la norma que deberá ser reglamentada en los próximos meses.