El tipo impositivo se incrementa de un 22 % a un 25,5 % a partir del día 10 de junio del 2017.

El Real Decreto Ley 10/2017, de 9 de junio, por el que se adoptan medidas urgentes para paliar los efectos producidos por la sequía en determinadas cuencas hidrográficas y se modifica el Texto Refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio (BOE núm. 138, de 10 de junio), establece una subida del tipo de gravamen del canon de utilización de las aguas continentales para la producción de energía eléctrica previsto en el artículo 112 bis del Texto Refundido de la Ley de Aguas (más conocido como «canon hidroeléctrico»).

El tipo impositivo del canon se eleva del 22 % al 25,5 % de la facturación por la venta de energía y será aplicable a partir del 10 de junio del 2017, fecha de la publicación y entrada en vigor del real decreto ley comentado (disposición transitoria única).

Se mantiene la reducción del 90  % a las centrales hidroeléctricas de bombeo y potencia superior a 50 MW y del 92 % para las instalaciones hidroeléctricas de potencia igual o inferior a 50 MW; se admiten otras reducciones en la forma en «que reglamentariamente se determine para aquellas producciones o instalaciones que se deban incentivar por motivos de política energética general».