Un buen número de las principales empresas españolas evalúan el impacto de los derechos humanos en sus actividades. Ésto exige el cumplimiento de la legislación y de los estándares nacionales e internacionales. Las empresas deben tenerlo en cuenta en la implantación de programas de defensa corporativa y de buen gobierno, en sus informes de sostenibilidad, en la inclusión de cláusulas de prevención y protección en ciertos contratos y, si se llegase al conflicto, en el uso de mecanismos de reclamación nacionales e internacionales. Este video, Antonio Pastor, consultant, aborda los desarrollos más recientes sobre esta materia habidos en España, en la Unión Europea y en el Derecho internacional.

Click here to view video.