La COFECE impuso una multa de 67.9 millones de pesos a Consorcio Villacero (Villacero) por incumplir dos de las condiciones que asumió con dicha autoridad, cuando le fue autorizada la adquisición de capital accionario de Savoy International Investments (Savoy) en el año 2010, empresa que es titular de una parte del capital social de GCollado.

La COFECE señala que Villacero y GCollado coinciden en los mercados de fabricación de solera, tubería de acero y malla ciclónica, así como en la comercialización de productos de acero, por lo que el flujo de información entre ellas podría llegar a ocasionar conductas anticompetitivas.

Así, una de las condiciones impuestas consistió en que Villacero, a través de Savoy, no podía nombrar a personas que tuvieran alguna relación con la empresa, ni con cualquiera de sus filiales o subsidiarias para ser miembros del Consejo de Administración en GCollado. La COFECE determinó el incumplimiento de esta condición, ya que uno de los consejeros fue miembro simultáneo en el Consejo de Administración de GCollado y en seis subsidiarias de Villacero.

Otra de las condiciones que Villacero debió cumplir es la presentación de reportes anuales sobre las actividades de los miembros designados por ésta para ser parte del Consejo de Administración de GCollado, durante el primer mes calendario posterior al fin del año. La COFECE determinó que dichos informes se presentaron de manera parcial y extemporánea.

Por lo anterior, el Pleno declaró el incumplimiento a una parte de las condiciones impuestas y, en consecuencia, le impuso a Villacero la multa citada. Además, le reiteró cumplir con las obligaciones adquiridas.  La Ley otorga a Villacero el derecho de acudir al Poder Judicial de la Federación para que sea revisada la legalidad de la actuación de la COFECE.