El pasado 26 de abril de 2017, la oficina de comunicación de la Casa Blanca en los Estados Unidos de América (“EE.UU.”) dio a conocer los puntos más relevantes de la propuesta de reforma fiscal que el Presidente Donald Trump pretende para cumplir una de sus promesas de campaña.

En aras de impulsar la generación de nuevos trabajos, crecimiento económico y el apoyo a las familias de bajo y medianos ingresos, el plan de reforma fiscal pretende fuertes modificaciones al régimen tributario norteamericano, las cuales no serán ajenas a nuestro país dada nuestra cercanía, alto volumen de operaciones, entorno de negocios y competitividad fiscal que, como país, debemos mantener para ser receptores de inversión extranjera.

Dentro de las propuestas, se destaca la eliminación del impuesto federal sobre las herencias conocido como “estate tax”, el cual, es un tributo muy relevante a considerarse al momento en que una familia mexicana realiza sus inversiones en dicho país y elabora su planeación patrimonial.

Los abogados del área fiscal y de planeación patrimonial de la Firma estamos a sus órdenes para atender cualquier duda respecto del contenido de la presente.