Tras varios años de espera, finalmente Google ha ganado la batalla frente a los autores por la digitalización sin autorización de obras protegidas para su puesta a disposición on line.

Así, finalmente el Juez ha dado la razón a Google al entender que el escaneo de 20 millones de obras y ponerlas a disposición del público recortando determinadas páginas constituye un “fair use” de acuerdo con la Ley de Propiedad Intelectual de EEUU, que hará que estudiantes, profesores e investigadores puedan acceder fácilmente a las obras, y que incluso puede contribuir a aumentar las ventas de ejemplares, puesto que las obras no son puestas a disposición en su totalidad. Por su parte, autores y editores ya han anunciado que recurrirán la sentencia.