Meses después de que se diera por concluida la denominada "Guerra del Futbol", que durante años supuso la pugna entre dos de las principales operadoras de telecomunicaciones españolas (Mediapro y Prisa, que contaban ambas con derechos de explotación de equipos de la Liga BBVA y Liga Adelante), y con el nuevo marco otorgado por el Real Decreto 5/2015, de 30 de abril, de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional, que pretendía pacificar el sector, retumban de nuevo tambores de guerra contra la LFP.

El objeto de la contienda, en este caso, son los derechos sobre los resúmenes de los partidos que la LFP tiene cedidos en exclusiva a TVE, quien pagó por ellos 12 millones de euros tras resultar adjudicataria por delante del resto de pretendientes que optaban a tal prerrogativa.

Con ello, y de conformidad con el citado Real Decreto 5/2015, por el cual se modificaba la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual para ajustar el tiempo de los resúmenes deportivos de los espacios informativos de carácter general, el resto de medios audiovisuales están autorizados únicamente a ofrecer resúmenes de carácter informativo no superiores a 90 segundos.

La desproporción entre el actual panorama televisivo respecto a estos resúmenes y la anterior situación, donde no eran pocas las cadenas de televisión que destinaban largos espacios de tiempo a comentar los partidos de fútbol, ha desencadenado la crítica pública de varios operadores contra esta limitación y el anuncio de distintas medidas legales que, según varios medios, se concretarían en acciones ante la Comisión Nacional del Mercados y Competencia (CNMV) o incluso demandas civiles por vulneración del derecho a la información.

Será interesante ver en qué se concretan estas acciones y cómo se resuelven atendiendo al hecho de que la actual situación es causa directa de una normativa específica recientemente aprobada, así como de la adjudicación de un concurso al que concurrieron varias de las operadoras involucradas.