El pasado 19 de octubre de 2016, luego de varias semanas de expectativa, el Gobierno finalmente presentó ante el Congreso de la República el Proyecto de Reforma Tributaria (“Proyecto de Reforma”).

Si bien el Proyecto de Reforma abarca muchos temas tributarios de gran importancia y transcendencia, no es una reforma estructural que cambie el sistema tributario radicalmente. Esta reforma modifica la base, contribuyentes y tarifas de los impuestos de renta e IVA, elimina o reduce beneficios tributarios e incluye otros, crea nuevos impuestos indirectos como el de la gasolina, las bebidas azucaradas y el de los cigarrillos, y avanza en normas que buscan combatir la evasión y elusión tributaria. También resaltamos las medidas que buscan la simplificación del sistema, como el monotributo, la declaración consolidada de ICA y el incentivo a las transacciones electrónicas. Se echan de menos mayores y mejores medidas para promover la inversión extranjera, frente a lo cual esperamos que el Gobierno y el Congreso de la República encuentren fórmulas novedosas en el proceso.

A continuación hacemos referencia a los principales cambios propuestos en este Proyecto de Reforma. No obstante, debido a la importancia y extensión del Proyecto de Reforma, Brigard & Urrutia pondrá a disposición de sus clientes un sistema web desarrollado para que pueda consultarse de forma detallada los distintos aspectos de mayor relevancia del Proyecto de Reforma, la documentación emanada de instituciones públicas y privadas sobre esta Reforma, las noticias y avances de mayor relevancia sobre la misma y, la normativa que se verá modificada o derogada por la Reforma en caso de su aprobación por parte del Congreso de la República.

Impuesto sobre la Renta

Para los años 2017 y 2018, la tarifa general de renta aplicable a personas jurídicas será de 34% y 33% respectivamente, junto con una sobre tasa de dicho impuesto del 5% y 3% aplicables también para los años 2017 y 2018 respectivamente. Por lo anterior, las tarifas combinadas de renta serán de 39% y 36% para los mencionados años. El Proyecto de Reforma plantea que la tarifa general de renta para personas jurídicas será del 32% a partir del 2019.

En cuanto a las personas naturales, se propone un sistema de determinación cedular mediante el cual la depuración de las rentas se realice de forma independiente, a través de las cédulas: (i) rentas de trabajo, (ii) pensiones, (iii) rentas de capital, (iv) no laborales y; (v) dividendos y participaciones. Importante destacar que de obtener rentas exentas, el contribuyente solo podrá restar dichas rentas de una de las cédulas de las cuales obtenga ingresos. Por otro lado, desaparecen el IMAN e IMAS, existiendo exclusivamente la renta ordinaria para estas personas naturales.

Mediante el Proyecto de Reforma se propuso incrementar de forma sustancial las tarifas del impuesto sobre la renta aplicable a las personas naturales, las cuales estarían comprendidas entre el 0% y el 35%. En este sentido, existirá un incremento importante de la cantidad de contribuyentes sujetos al mayor de dichos rangos (i.e., tarifa del 35% aplicable a partir de 4000 UVT en adelante). Por otro lado, las personas naturales no residentes estarán sometidas a una tarifa del 35% por sus rentas obtenidas de fuente Colombiana.

Se planteó incrementar la base presuntiva establecida en el artículo 188 del Estatuto Tributario de un 3% a un 4%.

Dividendos

De acuerdo con el Proyecto de Reforma y a partir del 2017, se pretende no solo mantener el gravamen a aquellos dividendos que no hayan tributado a nivel corporativo, sino adicionalmente someter a gravamen la mayoría de aquellos dividendos que sean distribuidos de forma posterior a su gravamen a nivel corporativo.

En este sentido, se propone aumentar a 35% la tarifa aplicable a aquellos dividendos que no hayan tributado previamente a nivel corporativo, distribuidos tanto a personas jurídicas como naturales, residentes o extranjeras.

Los dividendos recibidos por personas naturales residentes en Colombia, ya gravados a nivel corporativo, estarían gravados bajo unas tarifas del 0%, 5% o 10% dependiendo del monto a ser distribuido. Cuando dichos dividendos sean distribuidos a entidades o personas naturales extranjeras, la tarifa aplicable será del 10%, la cual por disposición expresa deberá ser retenida en la fuente al momento de la distribución del dividendo.

Por último, aquellos dividendos que hayan tributado a nivel corporativo y sean distribuidos a personas jurídicas nacionales, no constituirán renta o ganancia ocasional.

Régimen Tributario Especial

Aquellas entidades que pretendan someterse al régimen tributario especial, deberán presentar una solicitud de calificación ante la autoridad tributaria DIAN y actualizar su RUT anualmente con dicha calificación. También deberán registrarse ante la Cámara de Comercio de su jurisdicción. Por otro lado, existe una ampliación en la lista de actividades que pueden constituir el objeto social de las entidades susceptibles de pertenecer a este régimen tributario. Adicionalmente, se planteó limitar a un plazo de 5 años la inversión de las asignaciones permanentes en el desarrollo del objeto social de estas entidades.

Si bien se mantiene el mecanismo para determinar el beneficio neto o excedente de estas entidades junto con su tarifa única del 20%, se propone la aplicación de un régimen de renta por comparación patrimonial mediante el cual se considerará renta gravable para estas entidades, la diferencia existente entre el patrimonio líquido del último período gravable y el patrimonio líquido del período gravable inmediatamente anterior, en aquellos casos en que dicha diferencia supere la suma de los beneficios netos o excedentes (tanto gravados como exentos), salvo que las entidades puedan justificar la diferencia existente en su patrimonio líquido.

El Proyecto de Reforma plantea incluir en el régimen tributario especial una cláusula general para evitar la elusión fiscal y, señala expresamente aquellas circunstancias que constituyen un abuso a dicho régimen tributario especial.

Monotributo

Se plantea en el Proyecto de Reforma que a partir del 1 de enero de 2017 entre en vigencia el Monotributo, entendido este como un tributo opcional, de determinación integral, al cual se puede acoger voluntariamente los sujetos pasivos determinados por el Proyecto de Reforma. El propósito de este tributo es sustituir al impuesto sobre la renta en relación con contribuyentes que realicen ciertas actividades de comercio al por menor.

Se establece la prohibición expresa que puedan acogerse al Monotributo: (i) las personas jurídicas, (ii) personas naturales que obtengan rentas de trabajo, (iii) personas naturales que obtengan rentas de capital y dividendos por más del 5% de sus ingresos totales y, (iv) aquellas personas que realicen actividades económicas no incluidas en las actividades consideradas por el propio Proyecto de Reforma.

Los bajos valores a pagar anualmente por concepto de Monotributo (i.e., 16UVT a 32 UVT) permite considerar que la intención del mismo no es solo la recaudación o presentar un sistema tributario más simple para los contribuyentes, sino crear una cultura tributaria y de pago de impuestos en un sector de contribuyentes que por lo general está marcado por una gran evasión fiscal.

Régimen de Revelación Obligatoria de Estrategias de Planeación Tributaria Agresiva

El proyecto de Reforma propuso adicionar al Estatuto Tributario el mencionado régimen de revelación obligatoria con él con el fin de suministrar a la Administración Tributaria las estrategias de planeación tributaria consideradas como “agresivas” en materia del impuesto sobre la renta, es decir, aquellas que representen un riesgo de erosión de la base gravable o traslado de utilidades.

El propio Proyecto de Reforma establece cuales de estas estrategias deben entenderse como agresivas: aquellas cuya implementación tenga la potencialidad de generar para el contribuyente una ventaja tributaria y que reúna al menos una de las siguientes características específicas:

  1. La generación o la utilización de pérdidas fiscales por un valor sea igual o superior a 31.000 UVT.
  2. La participación de entidades o vehículos de inversión residentes fiscales o constituidas en jurisdicciones cuya tasa nominal del impuesto sobre la renta es igual o inferior al 80% de la tarifa nominal del impuesto sobre la renta y complementarios.
  3. La aplicación de alguno de los convenios suscritos por Colombia para evitar la doble imposición.
  4. La presencia de pagos susceptibles de constituir una deducción para efectos tributarios, que no estarían gravado en cabeza del beneficiario efectivo de los mismos.
  5. Las demás que fije el reglamento que tengan la potencialidad de erosionar la base gravable o constituir un traslado de beneficios al exterior.

La obligación principal de reportar los esquemas de planeación tributaria agresiva ante las autoridades tributarias será de aquel quien haya diseñado y suministrado al contribuyente los esquemas de planeación tributaria (i.e., el promotor), dentro de los 2 primeros meses del año gravable siguiente al año en que se suministró dichos esquemas. Adicionalmente, se presenta una obligación secundaria a cargo del contribuyente, quien deberá revelar estos esquemas implementados en las declaraciones de renta del año gravable que se declara. La DIAN emitirá un número de identificación (NIE) para cada una de las estrategias de planeación tributaria.

De ser aprobado, este régimen de revelación obligatoria entraría en vigencia a partir del 1 de enero de 2019.

Régimen de Entidades Controladas del Exterior

Los sujetos pasivos de este régimen serán aquellas sociedades nacionales y demás contribuyentes del impuesto sobre la renta que tengan, directa o indirectamente, una participación igual o superior al 10% en el capital de entidades controladas del exterior sin residencia fiscal en Colombia (en adelante “ECE”) o en los resultados de la misma.

Son ECE aquellas que cumplen con los siguientes requisitos:

  1. La ECE es controlada por uno o más residentes fiscales colombianos cuando:
    1. Se trata de ciertos tipos de entidades subordinada; o
    2. Se trata de un vinculado económico del exterior.
  2. La ECE no tiene residencia fiscal en Colombia.

Se presume de pleno derecho que cuando los ingresos pasivos de la ECE representan un 80% o más de los ingresos totales de la ECE, la totalidad de los ingresos, costos y deducciones de la ECE darán origen a rentas pasivas.

IVA

Una de las modificaciones más relevantes del Proyecto de Reforma es el incremento de la tarifa general del IVA del 16% al 19%. Otros cambios importantes son la disminución de los márgenes de UVT referentes a los ingresos como condiciones para pertenecer al régimen simplificado de IVA y, la eliminación la declaración anual para declaración de IVA. En este sentido solo existirán dos periodos de IVA: bimestral y cuatrimestral.

Por otro lado, se propone modificar el hecho generador de este impuesto de forma tal que como hechos sobre los que recae el IVA se incluyan: la venta de intangibles y la prestación de servicios desde el exterior, incluidas la cesión de derechos, salvo los que estén expresamente exceptuados. En concordancia con lo anterior, se específica que se entenderán prestados, licenciados o adquiridos en el territorio nacional sujetos a IVA, los servicios prestados y los intangibles adquiridos o licenciados desde el exterior cuando el usuario directo o destinatario de los mismos tenga su residencia fiscal, domicilio, establecimiento permanente, o la sede de su actividad económica en Colombia.

En general, la mayoría de bienes y servicios se mantienen en sus respectivas categorías de exentos, excluidos o gravados. Sin embargo, algunos sufren modificaciones. En particular, los bienes relativos al gas vehicular dejan de estar excluidos y se gravan con la tarifa del 5%. Las armas de guerra dejan de estar excluidas y pasan a estar exentas; disminuyen las UVT para computadores personales y dispositivos móviles excluidos; se adicionan los productos de soporte nutricional que cumplan ciertas condiciones a los bienes excluidos; el asfalto deja de estar excluido y se grava a la tarifa general; la venta de bienes inmuebles salvo ciertas excepciones se adiciona a los bienes excluidos; se adicionan bienes gravados a la tarifa del 5% tales como diarios, publicaciones periódicas, impresos, ilustrados con publicidad. La compra de vivienda nueva, cuyo valor supere las 26.800 UVT, sería gravada con una tarifa del 5% por IVA ya que se quiere incluir como bien gravado las viviendas nuevas de alto costo.

Por otra parte, existen algunas modificaciones en el impuesto nacional al consumo. Dentro de este aparte es importante considerar que se crea un nuevo impuesto denominado impuesto nacional al consumo de bebidas azucaradas, en el cual figuran como sujetos pasivos los productores e importadores de estos bienes. La base gravable está determinada por la totalidad de litros, los cuales se gravaran a una tarifa de 300 pesos por cada unidad gravable (litro).

Pena Privativa de Libertad por Omisión de activos o Inclusión de Pasivos Inexistentes

Según el Proyecto de Reforma, se propone establecer una pena privativa de libertad de 4 a 9 años para aquellos contribuyentes que dolosamente hayan omitido activos o incluido pasivos inexistentes, por un valor igual o superior a 7.250 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Para que este tipo penal se concrete, adicionalmente se establece que la omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes debe haber afectado el impuesto sobre la renta o el saldo a favor del contribuyente.

Adicional a la pena privativa de libertad, el contribuyente será sancionado con una multa del 20% del valor omitido, declarado inexacto o inexistente. Esta acción penal se extinguirá si el contribuyente presente o corrija la respectiva declaración de renta y realice los pagos necesarios.