Real Decreto 969/2014, de 21 de noviembre, por el que se regula el reconocimiento de las organizaciones de productores, la extensión de las normas, las relaciones contractuales y la comunicación de información en el sector del tabaco crudo (BOE de 22 de noviembre de 2014)

Con el objeto de apoyar el mantenimiento y la mejora de la ordenación sectorial alcanzada a través de la aplicación al sector del tabaco crudo o en rama de las disposiciones relativas a organizaciones de productores y sus asociaciones recogidas en el Reglamento (UE) n.º 1308/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios y por el que se derogan los Reglamentos (CEE) n.º 922/72, (CEE) n.º 234/79, (CE) n.º 1037/2001 y (CE) n.º 1234/2007, mediante este real decreto se establecen el reconocimiento y finalidades de las organizaciones de productores de tabaco y sus asociaciones. El presente real decreto posibilita, además, en su disposición transitoria, el reconocimiento como organizaciones de productores según la nueva normativa, a partir del 1 de enero de 2015, a las agrupaciones de productores de tabaco existentes en 2014 en virtud de la normativa nacional, siempre que cumplan las condiciones mencionadas en el artículo 3 del real decreto y manifiesten al órgano competente la intención de ser reconocidas.

En este sentido, serán reconocidas como organizaciones de productores del sector del tabaco crudo todas aquellas entidades con personalidad jurídica propia —o una parte claramente definida de una entidad jurídica— que así lo soliciten y reúnan los requisitos establecidos en el Reglamento (UE) n.º 1308/2013 y en el presente real decreto. Las organizaciones de productores estarán constituidas a iniciativa de sus miembros y habrán de tener como finalidades, al menos, concentrar la oferta y la comercialización de los productos de sus miembros, incluyendo la comercialización directa, y garantizar que la producción se planifique y ajuste con arreglo a la demanda, sobre todo en lo referente a calidad y cantidad. Además, podrán perseguir una o varias de las finalidades recogidas en la letra c) del apartado 1 del artículo 152 del citado Reglamento (UE) n.º 1308/2013. 

Estas organizaciones no podrán ejercer la actividad de primera transformación y deberán agrupar una cantidad mínima de producción comercializable de 400 toneladas de tabaco crudo, correspondientes a una superficie mínima de cultivo de 100 hectáreas y un número mínimo de 75 productores. No obstante lo anterior, en las regiones de producción aislada de Castilla y León, Navarra y País Vasco, la cantidad mínima comercializable será de 35 toneladas de tabaco, correspondientes a una superficie mínima de cultivo de 14 hectáreas y un número mínimo de 5 productores.

Además, el real decreto contiene la normativa básica aplicable en el sector del tabaco crudo en lo relativo a la extensión de las normas, por periodo limitado acorde a la finalidad perseguida, a todos los operadores del sector que actúen dentro de las circunscripciones económicas que para cada caso se determinen, aunque dichos operadores no formen parte de la organización o asociación, requiriéndose para ello el cumplimiento de unos requisitos mínimos de representatividad. En este sentido, para que una organización o asociación de organizaciones de productores se considere representativa dentro de la circunscripción económica en que opere, deberá al menos representar, respecto al grupo o grupos de variedades a las que afecte, las dos terceras partes del volumen de producción total y más del 50% de los productores. A su vez, las circunscripciones económicas se definirán en atención al grupo o grupos de variedades de tabaco, condiciones de producción y comercialización homogéneas del grupo o grupos de variedades de tabaco crudo y delimitación geográfica. Las normas sobre las que podrá solicitarse su extensión a otros operadores deberán tener alguno de los objetivos y ajustarse a las condiciones establecidas en el apartado 4 del artículo 164 del Reglamento (CE) n.º 1308/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, en particular en lo que se refiere al cumplimiento de la normativa de competencia.

Por otra parte, se establece que todas las entregas de tabaco crudo que se realicen en España entre las fases de producción primaria y de primera transformación habrán de ser objeto de contrato por escrito —con excepción de las entregas que un productor realice a una cooperativa cuyos estatutos o acuerdos establezcan con carácter previo a la entrega disposiciones similares a las contenidas en el artículo 19 del real decreto— que habrá de suscribirse antes del 31 de marzo de cada año natural y respetar los requisitos mínimos establecidos en el artículo 19 del real decreto. Se prevé expresamente la realización de controles para verificar el cumplimiento de lo dispuesto en materia de relaciones contractuales en el sector del tabaco crudo.

Por último, el real decreto contiene un capítulo relativo a comunicación de información desglosada por variedades y grupos de variedades a las autoridades competentes.

Real Decreto 970/2014, de 21 de noviembre, por el que se modifica el Real Decreto 1972/2008, de 28 de noviembre, sobre reconocimiento de organizaciones de productores de frutas y hortalizas y el Real Decreto 1337/2011, de 3 de octubre, por el que se regulan los fondos y programas operativos de las organizaciones de productores de frutas y hortalizas (BOE de 22 de noviembre de 2014)

Las modificaciones operadas en el Real Decreto 1972/2008 consisten en la introducción de un artículo 1 bis que contiene definiciones y empleo de términos a efectos del real decreto, sustitución de los artículos 2, 3 y 5, con el objeto de introducir modificaciones relativas a los requisitos para el reconocimiento de organizaciones de productores de frutas y hortalizas, a los miembros no productores y al número mínimo de miembros y valor de la producción comercializable, respectivamente. Asimismo, se introduce un artículo 5 bis relativo al valor de la producción comercializable en caso de no poseer justificantes de comercialización a efectos de reconocimiento; se sustituyen los artículos 6, 7, 8, 9 y 11 dedicados a la estructura y actividades de la organización de productores, periodo mínimo de adhesión de los miembros productores, ventas directas realizadas por dichos miembros, control democrático de la organización y controles periódicos sobre las condiciones de reconocimiento e inobservancia de dichos controles.

En cuanto a las modificaciones introducidas en el Real Decreto 1337/2011, se refieren principalmente a las ayudas del sector de las frutas y hortalizas y programas y fondos operativos de las organizaciones de productores, modificándose a tal efecto los artículos 10, 14, 17 a 23 y 27, así como el anexo I.

Real Decreto 971/2014, de 21 de noviembre, por el que se regula el procedimiento de evaluación de productos fitosanitarios (BOE de 3 de diciembre de 2014)

Este real decreto tiene por objeto: (i) regular la participación de España en el procedimiento de aprobación de sustancias activas, protectores y sinergistas y de autorización de productos fitosanitarios y adyuvantes, así como de renovación y revisión de los mismos; (ii) dictar disposiciones específicas para la aplicación en España del Reglamento (CE) n.° 396/2005, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de febrero de 2005, relativo a los límites máximos de residuos de plaguicidas en alimentos y piensos de origen vegetal y animal en lo relativo a la aprobación del límite máximo de residuos; (iii) regular el procedimiento de autorización de organismos independientes que lleven a cabo los trabajos de evaluación científico-técnica de las solicitudes presentadas por las empresas, de acuerdo con el Reglamento (CE) n.º 1107/2009, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre de 2009, y con el Reglamento (CE) n.° 396/2005, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de febrero de 2005.

Será de aplicación a los procedimientos administrativos previstos en la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de sanidad vegetal, en los ámbitos relativos a aprobación de sustancias activas nuevas; renovación o revisión de la aprobación de sustancias activas; propuestas elaboradas por otros Estados miembros para la aprobación o renovación de la aprobación de sustancias activas; sustancias sinergistas y protectores; propuestas elaboradas por otros Estados miembros para la aprobación o renovación de la aprobación de sinergistas y protectores; solicitudes de productos fitosanitarios para su autorización zonal o interzonal, para los que España sea designado Estado miembro ponente; propuestas elaboradas por otros Estados miembros para la autorización zonal o interzonal, ampliaciones de uso o modificaciones; autorización de adyuvantes y propuestas para el establecimiento de límites máximos de residuos de plaguicidas.

Mediante las Órdenes AAA/2071/2014, AAA/2072/2014 y AAA/2073/2014, de 30 de octubre, se definen los bienes y los rendimientos asegurables, las condiciones técnicas mínimas de cultivo, el ámbito de aplicación, los periodos de garantía, las fechas de suscripción y los precios unitarios del seguro de coberturas crecientes para cultivos forrajeros, cultivos agroenergéticos y explotaciones frutícolas, respectivamente, comprendidos en el Plan de Seguros Agrarios Combinados para el ejercicio 2014 (BOE de 6 de noviembre de 2014)

Orden AAA/2168/2014, de 13 de noviembre, por la que se fija para el año 2015 la renta de referencia (DOUE de 21 noviembre de 2014)

La renta de referencia a que se refiere el artículo 10.2 de la Ley 19/1995, de 4 de julio, de Modernización de las Explotaciones Agrarias, queda fijada para el año 2015 en 28.051,20 euros.

Resolución de 18 de noviembre de 2014, de la Subsecretaría de Agricultura, Alimentación y medio Ambiente, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 14 de noviembre de 2014, que aprueba el Plan de Seguros Agrarios Combinados para el ejercicio 2015 (BOE de 5 de diciembre de 2014)

Las líneas de actuación que integran este Plan de Seguros Agrarios se orientan al logro de los objetivos consistentes en la revisión de los criterios de asignación de subvenciones, el avance en el desarrollo del sistema de seguros agrarios y el perfeccionamiento de los procedimientos de gestión de los seguros y la información que se facilita al asegurado. 

Además de la totalidad de líneas de seguro contenidas en el anexo de la resolución, el Plan 2015 incorporará, siempre y cuando exista disponibilidad presupuestaria suficiente para atender el coste de las garantías previstas y, una vez realizados los estudios necesarios para la determinación de su viabilidad y las condiciones de cobertura correspondientes, las siguientes: a) cobertura del riesgo de sequía en los daños en plantación en el cultivo de almendro; b) cobertura de los daños en madera en el viñedo para uva de vinificación que no produciendo la muerte de la vid sí producen pérdidas de producción en la cosecha del año siguiente; c) cobertura de los daños en calidad ocasionados por el riesgo de helada en la planta de temporada, dentro de la Planta Ornamental; d) cobertura del riesgo de nieve en la línea de seguro para explotaciones forestales; e) cobertura a la plantación (bulbos o cormos) en el cultivo de azafrán; f) cobertura al sector del tabaco en la línea de costes fijos para Organizaciones de productores y cooperativas, g) inclusión de la producción de atún en el seguro de acuicultura marina para besugo, corvina, dorada, lenguado, lubina y rodaballo y, en su caso, la oreja de mar.