Según el periódico The Korea Times, un restaurante surcoreano de pollo frito ha sido condenado por la Corte del Distrito de Seúl por utilizar un estampado muy similar al conocido estampado Toile Monogram (consistente en las flores de cuatro pétalos y el símbolo “LV”) de Louis Vuitton en sus servilletas, papeles y envases. Además, el nombre del restaurante en coreano resultaba fonéticamente muy similar a Louis Vuitton.

En el procedimiento judicial se alegó que la utilización de la marca y el estampado por el restaurante de pollo frito dañaba la originalidad y el valor de las marcas de Louis Vuitton. Los argumentos fueron estimados y la Corte falló en octubre de 2015 a favor de la marca de lujo, por lo que se instó al restaurante a cesar en el uso de los derechos de la demandante.

Tras la respuesta judicial, el propietario modificó el nombre del restaurante, si bien no lo suficiente como para sonar de manera diferente, ya que fonéticamente seguía siendo muy similar. En consecuencia, los tribunales han estimado que las diferencias introducidas no eran suficientes como para no infringir los derechos de exclusiva de la firma francesa, por lo que han condenado de nuevo al dueño del restaurante a modificar la denominación y a abonar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.