Una vez que la mayor parte de las infraestructu‑ ras de alta velocidad se encuentran construidas o en proceso de construcción, el mercado ferrovia‑ rio español vislumbra dos grandes operaciones de envergadura, centradas en el aspecto de la ope‑ ración del transporte de viajeros: por un lado el macroconcurso convocado por Renfe Operadora para la compra de trenes de alta velocidad y, por otro lado, el proceso de apertura del mercado de transporte ferroviario de viajeros.

  1. Concurso de suministro de trenes para Renfe

Con un marcado carácter estratégico, a fin de posicionarse como el gran proveedor de tracción de los operadores privados que quieran parti‑ cipar en el proceso de liberalización del mer‑ cado de transporte de viajeros, Renfe Opera‑ dora ha convocado el pasado 18 de noviembre del 2015 un concurso público para la adquisi‑ ción de quince trenes de alta velocidad (mínimo 320 km/h) para ancho internacional que inclu‑ ye la prestación por el proveedor de los servi‑ cios de mantenimiento integral durante treinta años de los trenes suministrados. El concurso prevé además una opción de compra de hasta quince trenes más y su mantenimiento integral durante treinta años, con posibilidad de prórro‑ ga por diez años adicionales.

El importe previsto del contrato e s de 2 642 123 820,05 euros (IVA excluido). De acuerdo con la información de la que dispo‑ nemos, en el momento actual habría cinco empresas precalificadas para participar en el procedimiento de licitación: Talgo, CAF, Siemens, Alstom y el consorcio Hitachi‑Bom‑ bardier. Estos cinco fabricantes serán llama‑ dos por Renfe a presentar su oferta en el procedimiento de licitación que ahora se está tramitando.

  1. El proceso de apertura del mercado: implantación en España del cuarto paquete ferroviario europeo

El proceso de apertura del mercado español de transporte de viajeros por ferrocarril se encuentra en un momento clave. A pesar del momento de transición que reina en la escena política hasta que se constituya definitivamen‑ te el nuevo Gobierno, el anterior ya dejó sen‑ tadas las bases normativas necesarias para dar el paso decisivo en la liberalización del sector, cumpliendo con ello uno de los mandatos esenciales del denominado «cuarto pa‑ quete ferroviario de la Unión Europea». 

Así, el Consejo de Ministros de 13 de junio del 2014 acordó proceder a la apertura del corredor de Levante de alta velocidad (Ma‑ drid‑Valencia‑Alicante), mediante el otorga‑ miento, tras la tramitación de un procedimien‑ to público de licitación, de un título habilitante adicional que permitirá a un nuevo operador ferroviario prestar servicios de transporte de viajeros en dicho corredor en concurrencia con Renfe Viajeros, S. A. U. El 30 de septiem‑ bre del 2015 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la orden del Ministerio de Fomento que regula el procedimiento de licitación que de‑ berá tramitarse para el otorgamiento de este título habilitante por un plazo de siete años. La empresa adjudicataria deberá contar con la correspondiente licencia ferroviaria y el certi‑ ficado de seguridad y reunir los demás requi‑ sitos previstos en dicha orden, siendo válidas las licencias de empresa ferroviaria otorgadas por los demás Estados de la Unión Europea.

Para obtener la licencia ferroviaria que permi‑ te a una empresa concurrir al procedimiento para el otorgamiento del título necesario para operar en el corredor de Levante es preciso que las empresas ferroviarias interesadas aporten, en todo caso y como mínimo, la tracción necesaria para prestar el servicio, si bien no es indispensable que la empresa fe‑ rroviaria sea propietaria de los medios que la proporcionen. Basta con que cuente perma‑ nentemente con dichos medios por cualquier título que permita su plena disponibilidad, in‑ cluido el alquiler a un tercero de los equipos necesarios para ello. De esta manera se posi‑ bilita la participación en el proceso de un nú‑ mero mayor de empresas.

En la actualidad, además del operador públi‑ co (Renfe Operadora y su filial Renfe Viaje‑ ros, S. A. U.), hay ya diez empresas ferrovia‑ rias que, al disponer de la licencia ferroviaria y el certificado de seguridad para la actividad de transporte de viajeros, tendrían los reque‑ rimientos necesarios para optar al nuevo título habilitante2.

En definitiva, en el momento actual todas las bases legislativas necesarias para la apertu‑ ra del mercado están sentadas; únicamen‑ te se requiere que el Ministerio de Fomento dé el pistoletazo de salida. Para ello debe‑ ría publicar la correspondiente convocatoria, una vez que se apruebe el pliego de bases que establezca el proceso de otorgamiento del título habilitante, en régimen de pública concurrencia, para operar en el corredor de Levante.