Un juez del US District Court for the Central District of California ha dictaminado que Warner/Chappell Music, Inc. carece de derechos de propiedad intelectual sobre la letra de la popular canción “Happy Birthday”.

Las hermanas Mildred y Patty Hill compusieron la melodía y escribieron la letra de la canción “Good morning To All” hacia 1893. La melodía coincide con la de la canción “Happy Birthday” y la letra es similar, sustituyéndose básicamente en ella las palabras “good morning” por “happy birthday”.

Las hermanas Hill cedieron sus derechos sobre “Good morning” a Clayton F. Summy, y la canción pasó a dominio público en 1949. En cambio, el origen de la canción “Happy Birthday” y su autoría y titularidad son menos claros, y de ahí la demanda interpuesta por varias compañías contra Warner/Chappell, que ha recaudado millones de dólares en concepto de royalties al atribuirse unos derechos de propiedad intelectual sobre la letra de “Happy Birthday” que, de acuerdo con la decisión del juez, no le corresponden.

El juzgado entiende que no es claro que la autoría de la letra de  “Happy Birthday” corresponda a las hermanas Hill (nunca reclamaron esta titularidad, ni siquiera cuando la canción se volvió popular) y, aunque ello fuera así, no se ha probado que las hermanas cedieran los derechos sobre la letra a la compañía de Clayton F. Summy, de la que Warner/Chappell afirma ser sucesora.

La sentencia, que pone la famosa canción en dominio público, puede ser objeto de recurso.