La Audiencia Provincial de Madrid, en su sentencia de 17 de septiembre de 2015, se ha pronunciado sobre la reclamación de Antena 3 contra la serie de televisión “La que se avecina” de Telecinco alegando la vulneración de la propiedad intelectual de la serie “Aquí no hay quien viva”, así como la comisión de actos de competencia desleal. Ambas series comparten como temática la convivencia en el entorno de una comunidad de propietarios.

La Audiencia entiende que la serie “Aquí no hay quien viva” es merecedora de la protección que confieren los derechos de propiedad intelectual, por cuanto que es una obra original y tiene cierta altura creativa, si bien considera que “La que se avecina” no puede calificarse de obra derivada de la anterior, y, por lo tanto, Telecinco no requería la previa autorización de Antena 3.

La sentencia señala que para apreciar la existencia de una obra derivada no basta con que existan elementos que conecten ambas series de televisión, sino que debe tratarse de elementos esenciales de “Aquí no hay quien viva” que sean determinantes de su singularidad respecto de las demás obras del mismo género.

A estos efectos, la Audiencia considera que las coincidencias entre reparto técnico y artístico son irrelevantes, y que las tramas, escenas, personajes, escenarios y recursos expresivos o técnicos “responden a estándares, patrones, estereotipos o lugares comunes (‘Scènes à faire’)” que no permiten apreciar la singularidad de “Aquí no hay quien viva”.

En cuanto a los actos de competencia desleal, entiende la Audiencia que no existen actos de imitación, porque, por un lado, la imitación debe recaer sobre una “singularidad competitiva” o “peculiaridad concurrencial” del producto imitado y, en este caso, no se especifican los elementos sobre los que recaería dicha nota, y, por otro lado, no existe idoneidad para generar la asociación con la prestación original (se trata de canales de televisión diferenciados, con signos identificativos inequívocos y reconocibles por la generalidad de los consumidores) ni se justifica debidamente el aprovechamiento del esfuerzo ajeno.

Por último, en cuanto a la alegación de que Telecinco privó a Antena 3 de su serie de mayor éxito, capitalizando dicho éxito en beneficio propio, “para incorporarla a su propia programación con medios arteros” (concretamente contratando a la productora de “Aquí no hay quien viva” con todo su equipo técnico y artístico e infringiendo los derechos de propiedad intelectual sobre la serie), la Audiencia no aprecia deslealtad en la conducta, por cuanto que la contratación de la productora se produjo tras la ruptura de ésta con Antena 3 y no se ha producido infracción de los derechos de propiedad intelectual.